El vicegobernador de Pensilvania defendió la legalización de la marihuana recreativa

Foto: Flickr /Governor Tom Wolf

El funcionario apoyó el proyecto de ley planteado por el gobierno de Pensilvania y dijo que: “Legalizar el cannabis es el lado correcto de la historia. No es cuestión de sí o no. Es cuestión de cuándo”.

El vicegobernador de Pensilvania, John Fetterman, dijo que si la legalización de la marihuana fuera aprobada para uso recreativo en su estado produciría 250 millones de dólares al año en ingresos, una cifra que en 20 años sumaría 5 mil millones de dólares.

“Aquí está la verdad sobre el cannabis: nunca se ha informado médicamente de muertes por sobredosis. No es adictivo físicamente y es una planta. Puedes cultivarlo en tu jardín como una planta de tomate. Esta idea de que es un narcótico insidioso es simplemente una locura frigorífica y eso es realmente lo último a lo que se aferran los prohibicionistas en este momento”, declaró el vicegobernador.

La idea que defiende Fetterman fue presentada a principios de septiembre a la Asamblea General por parte del gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, para que apruebe la marihuana con fines recreativos con el objetivo de mejorar la situación económica del estado en plena pandemia.

El mandatario argumentó su petición bajo la premisa de que -en tiempos de crisis económica- la medida permitiría recaudar millones de dólares a través de impuestos y reducir gastos en las fuerzas de seguridad, que se ven obligadas a controlar ese aspecto en los ciudadanos.

Sin embargo, los líderes republicanos de la Cámara y el Senado rechazaron que esta sea una prioridad para Pensilvania en este momento, pero la medida podría prevalecer si los demócratas dominan a partir de noviembre. En ese aspecto, Wolf requiere el apoyo de sus opositores para que esto se transforme en ley, como sucedió hace algunos años con el uso de la marihuana con fines medicinales.

Aunque Fetterman aseguró que no ha consumido marihuana, justificó que no es necesario utilizar una sustancia para “defender que debe ser segura, legal, regulada en beneficio de todos y disponible para cualquier adulto que quiera usarla de manera segura en la privacidad y comodidad de su propio hogar de manera responsable”.

Dentro de sus argumentos para la legalización, John Fetterman adujo que: “No es más peligroso o dañina para las personas que el alcohol, el tabaco, las armas de fuego y el juego. Tampoco es tan adictivo como los opiáceos que los médicos recetaron fácilmente durante años”.

“Ya tenemos un próspero mercado de cannabis en Pensilvania. Es simplemente ilegal. Y todos los ingresos y todo eso van a los cárteles de la droga y nos quedamos con la criminalidad”, criticó.

En ese aspecto, se refirió que en las 11 jurisdicciones que han legalizado el cannabis ha disminuido el uso entre adolescentes porque su venta está controlada, y aseguró que la legalización y las regulaciones sobre la marihuana eliminarían el mercado negro.

Fetterman opina que si Nueva Jersey aprobara esta medida, otros estados como Nueva York podrían seguir el ejemplo y Pensilvania estaría a una hora del acceso legal a la marihuana. “Esta idea de que de alguna manera va a dañar a la sociedad simplemente no es verdad”, dijo.

Pese a los argumentos de Fetterman, para Dan Bartkowiak, portavoz del conservador Instituto y Consejo de la Familia de Pensilvania, “ningún estado ha cumplido con sus proyecciones de ingresos” después de la legalización del cannabis. 

A su vez, consideró que “la salud y la seguridad de nuestros niños ya no serán una prioridad” mientras se comercializa en diversas presentaciones como “ositos de goma de marihuana y helados de marihuana”, como ha ocurrido en los estados donde se ha legalizado. 

Translate »