El vicegobernador de Pensilvania, John Fetterman, planea postularse para el Senado en 2022

Foto: Marc Levy

El demócrata, que ocupó el tercer lugar en la lista azul para el Senado de las primarias de 2016, adelantó sobre una posible candidatura ahora que cuenta con mayor reconocimiento en el ámbito político estatal.

John Fetterman, vicegobernador de Pensilvania, adelantó que está “analizando seriamente” otra candidatura al Senado de los Estados Unidos en 2022, aunque espera confirmar sus aspiraciones en las próximas semanas.

“El ciclo de 2022 en Pensilvania será una de las carreras más importantes, si no la más importante. Ya saben exactamente cuál es mi posición. No he tenido que evolucionar en temas clave, porque siempre he dicho lo que creo que es cierto y he estado diciendo las mismas cosas durante 20 años”, declaró Fetterman.

Aunque el político de 51 años había manifestado sus intenciones de postularse para gobernador, dijo que ya no está interesado en aspirar a ese cargo y se espera que el fiscal general del estado, Josh Shapiro, se apunte en esa elección.

La carrera por el Senado de los escaños de Pensilvania -que actualmente están bajo el control de los republicanos- se considera una de las más competitivas del país y determinará qué partido controla la cámara después de las elecciones de mitad de período.

En 2016, la carrera de Pensilvania rompió el récord como la campaña más cara del Senado de los Estados Unidos, con alrededor de 180 millones de dólares. Esta vez, el senador republicano Pat Toomey ya anticipó que no volverá a presentarse.

Hace cinco años, Fetterman, comenzó a tomar notoriedad en los medios de comunicación después que fue alcalde del pequeño municipio de Braddock, cerca de Pittsburgh, que alberga a 2.100 residentes.

Su perfil público se ha hecho más visible por su forma directa de hablar por las redes sociales y hacer campaña. Después de las elecciones presidenciales de noviembre, emergió como un fiel defensor de los resultados electorales frente a las acusaciones de los republicanos de presunto fraude.

Con 6 pies y 8 pulgadas de altura, varios tatuajes en cada brazo y una inclinación por usar camisas y pantalones en lugar de trajes, su postura en la política se ha desmarcado de la tradicional figura.

Dentro de sus políticas más recientes, promovió una gira por todo el estado para discutir la legalización de la marihuana argumentando los beneficios económicos que traería esta iniciativa y el impacto que podría tener en la reforma de la justicia penal. Además, promueve un mayor uso del indulto en casos penales, aunque esa postura le ha generado diferencias con el fiscal general de Pensilvania.

“Cada uno de los 67 condados de PA es importante. Las comunidades y los barrios olvidados deben reconstruirse. Pensilvania necesita un senador de los Estados Unidos que sepa que esto también es cierto”, Twitteó Fetterman en una publicación que comienza a recaudar fondos para una posible campaña. 

Translate »