El sistema penitenciario de Nueva Jersey mantendrá bajo custodia a los prisioneros según su identidad de género

Foto: Twitter @TessBorden

Esta política es el resultado de una presentación de Sonia Doe, una mujer transgénero que introdujo una demanda en 2019 por ser trasladada a cuatro cárceles de hombres diferentes, donde manifestó haber sufrido acoso sexual, discriminación y amenazas físicas.

El Departamento de Correcciones de Nueva Jersey comenzará a alojar a las las personas transgénero, intersexuales y no binarias en función de la identidad de género con la que se identifiquen en prisión y no con el sexo que tenían asignado al nacer.

«Esta política coloca a Nueva Jersey a la vanguardia de los estados comprometidos con la protección de personas transgénero, intersexuales y no binarias en las determinaciones de vivienda en prisión y continúa su camino hacia la eliminación de la discriminación», informó Tess Borden, abogada de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles en Nueva Jersey y representante de Sonia Doe.

De acuerdo con esta nueva política -que entra en vigencia el 1 de julio- los detenidos podrán permanecer en una sola celda, ducharse por separado y quedarán prohibidas las revisiones al desnudo de mujeres transgénero por parte de agentes del sexo opuesto.

Además, todos los funcionarios penitenciarios del estado de Nueva Jersey deberán firmar una cláusula de que han leído la política. Los reclusos recibirán ropa interior, vestimenta y otros artículos que afirmen el género.

“Cuando me obligaron a vivir en las cárceles de hombres, estaba aterrorizada de no poder salir con vida. Esos recuerdos aún me persiguen. Aunque todavía tengo pesadillas sobre ese momento, es un alivio saber que, como resultado de mi experiencia, el NJDOC ha adoptado cambios sustanciales en las políticas para que ninguna persona deba ser sometida a los horrores a los que sobreviví», manifestó en un comunicado Sonia Doe.

Según las condiciones del acuerdo, que se mantendrán durante al menos un año, Sonia Doe, recibirá 125.000 dólares en daños y 45.000 por honorarios de abogados.

Los cambios en la política penitenciaria de Nueva Jersey le suman a estados como California y Massachusetts, donde también se han definido acuerdos para una atención que garantice los derechos de los prisioneros transexuales.

A principios de este mes, el comisionado del Departamento de Correccionales de Nueva Jersey, Marcus Hicks, renunció después de divulgarse una investigación sobre una serie de ataques y uso de “fuerza excesiva” contra reclusas en el Centro Correccional para Mujeres Edna Mahan.

Translate »