El senador Pat Toomey decidió no renovar su cargo en el Senado ni aspirar a la gobernación de Pensilvania en 2022

Foto: PennLive

El parlamentario es una de las principales figuras del Partido Republicano en el estado y era visto como un candidato de peso para suceder a Wolf, pero decidió dar un paso al costado de esa carrera electoral.

En un sorpresivo anuncio, el senador republicano Pat Toomey decidió bajarse de la carrera a la gobernación de Pensilvania en 2022, cuando demócratas y republicanos buscarán ocupar el sillón que dejará vacante Tom Wolf, quien no puede renovar su cargo.

Hasta el momento, Toomey era uno de los favoritos para convertirse en el candidato republicano para la gobernación. Sin embargo, este domingo varias fuentes informaron que el parlamentario tiene decidido no aspirar a ese puesto ni tampoco desea renovar su banca en el Senado.

La información fue publicada en primer lugar por el periódico Inquirer, y luego confirmada por el resto de los portales del estado. Se espera que el propio Toomey o su vocero avalen la noticia este lunes.

El anuncio no solo fue sorpresivo por la aparente carrera ascendente de Toomey -con 58 años podría aspirar a seguir creciendo en la política- sino también por el momento en que se ha filtrado la información, cuando restan dos años para esos comicios y el país está en vilo por la elección presidencial del mes que viene.

La noticia también deja de lado todas las especulaciones que habían comenzado a generarse cuando se transformó en una de las principales voces de su partido que criticaron el manejo de la pandemia por parte de Wolf, lo que desembocó inclusive en que un juez designado por el presidente impida las restricciones de asistencia que habían sido dispuestas por el gobernador.

El futuro de Toomey, por el momento, es una incógnita. Todo hace suponer que completará su mandato en el Senado, ya que en el caso de que abandone su puesto el gobernador Wolf podría colocar a un demócrata en su reemplazo.

Por más que el senador ha mantenido una relación controvertida con su partido -en varias ocasiones criticó con dureza a Donald Trump y frecuentemente se ha negado a indicar si votará por él o no- es de esperar que mantenga la lealtad hacia sus correligionarios y permanezca en su banca.

De hecho, en las últimas semanas su nombre asomó como uno de los posibles senadores republicanos que podrían votar en contra del “nombramiento exprés” de una jueza en la Corte Suprema por parte de Donald Trump, pero el propio Toomey ha garantizado que acompañará la iniciativa de su partido.

Sin embargo, el sorpresivo anuncio abre juego a múltiples especulaciones al respecto. Lo mismo ocurre con el candidato del partido para suceder a Wolf: con la renuncia de Toomey, el abanico de postulantes republicanos es amplio y ningún nombre asoma con fuerza para encabezar el intento de volver a tener a un representante del partido en el principal cargo estatal.

Translate »