El Senado votará el próximo lunes para confirmar la nominación de Amy Coney Barrett

Foto: AP

Tras varias semanas de incertidumbre, finalmente el líder republicano en la Cámara alta, Mitch McConnell, confirmó que la semana que viene -a ocho días de las elecciones- se tratará el tema en el recinto.

El Senado finalmente votará este lunes para confirmar o no la nominación de Amy Coney para la Corte Suprema de Justicia, según anunció este martes el líder republicano Mitch McConnell.

De esta manera, se cumplirá el deseo de Donald Trump, que había afirmado que nombraría a la sucesora de Ruth Ginsburg antes de los comicios presidenciales, que se realizarán ocho días después de la votación en el Senado.

“Con respecto a la jueza de la Corte Suprema, votaremos para confirmar a Barrett como futura jueza el próximo lunes”, afirmó McConnell este martes durante una conferencia de prensa.

Así, se terminaron de despejar las dudas sobre el proceso que decantará en la votación del lunes, cuyo calendario -tras la nominación de Trump- comenzó la semana pasada con las audiencias en el Senado.

A futuro, se espera que este jueves el Comité Judicial de la cámara apruebe su nominación y el viernes el propio McConnell dé el visto bueno formal para que el tema se debata en el recinto.

“Creo que será otro logro emblemático en nuestro esfuerzo por poner en los tribunales federales a hombres y mujeres que creen en la curiosa noción de que tal vez el trabajo de un juez sea realmente seguir la ley”, deslizó McConnell.

Con esta temprana votación, varias figuras republicanas del Senado -entre ellas el propio McConnell- conseguirán tener la última semana libre para poder enfocarse de lleno en el tramo final de la campaña presidencial.

Todo parece indicar que los republicanos cuentan con los votos necesarios para que uno de los temas cruciales de la campaña se apruebe en el Senado. Por eso, el apuro por tratar la asignación en el recinto parece tener que ver con la búsqueda de mantener esa situación favorable en la Cámara alta.

Los republicanos entienden que una hipotética derrota de Trump podría alterar los ánimos de algunos congresistas, que ya no sentirían el temor de posibles represalias por parte del presidente, ya que unas semanas después sería sucedido en el cargo por Joe Biden.

Con todas las encuestas en su contra, la aparentemente segura confirmación de Coney Barrett podría significar el último gran logro de Trump para conseguir un repunte en la última semana.
Sin embargo, no está claro si esto le traerá beneficios o lo perjudicará, ya que muchos indecisos podrían indignarse por el veloz reemplazo de Ginsburg, cuyo último deseo antes de morir fue que su sucesora sea nombrada luego de los comicios.

Translate »