El Senado dio media sanción a una extensión del presupuesto, que vence este jueves

Foto: @angelvela - Unsplash

El Senado aprobó hoy una extensión temporal del presupuesto, que tendrá que ser refrendado antes de esta medianoche por la Cámara de Representantes, con mayoría demócrata, para evitar la parálisis de los servicios públicos federales, en momento en que la amenaza de una moratoria se cierne sobre la administración de Joe Biden, quien suspendió un viaja a Chicago para seguir en persona las negociaciones en el Parlamento.

El texto de ley prevé una prolongación del actual presupuesto hasta el 3 de diciembre, y tuvo respaldo de republicanos además de los demócratas seguidores del presidente, que luego deberá promulgar la norma. El plazo para evitar la parálisis de servicios vence a la medianoche del jueves.

«Este es un buen resultado, del cual estoy feliz«, expresó el líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer, antes de la votación, cuyo resultado había sido anticipado.

Además, en caso de que se apruebe finalmente la extensión del presupuesto, al mandatario demócrata le queda por delante conseguir la aprobación de sus megaproyectos de gastos sociales e infraestructura y el inminente incumplimiento del techo de la deuda.

Hay tanto en juego que Biden prefirió anular un viaje a Chicago y encabezar las negociaciones con los legisladores.

Con la extensión aprobada en el Senado, los congresistas están abocados a evitar que el Estado federal se quede sin presupuesto, lo que afectaría a ministerios y organismos federales, llevando a miles de empleados al desempleo técnico.

Para ello, los representantes deben aprobar la extensión en lo que resta del día, lo cual luce factible por cuanto hay consenso entre los legisladores, consignó la agencia de noticias AFP.

Los legisladores deben aumentar antes del 18 de octubre la capacidad de endeudamiento del país si quieren evitar el primer default en la historia de la mayor potencia económica mundial.

Los republicanos rechazan suspender el límite de emisión de deuda, ya que consideran que sería un cheque en blanco para el gobierno de Biden.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »