El Secretario de Salud sobre la vacuna rusa contra el COVID-19: “El punto no es ser el primero, sino que sea segura”

Foto: Eric Bridiers - Flickr

Alex Azar se refirió a la confiabilidad del antídoto y estimó que la variante estadounidense podría llegar en diciembre.

El Secretario de Salud, Alex Azar, prestó declaración luego del anuncio de Rusia de la aprobación de una vacuna contra el Coronavirus y aseguró que la prioridad es hallar la versión más efectiva y segura, siguiendo los protocolos requeridos.

De esta manera, el funcionario restó importancia a los plazos tras reconocer la necesidad de contar con datos transparentes y correspondientes a la fase 3. Desde su perspectiva, Trump apunta a este objetivo, ya que Estados Unidos está analizando seis vacunas antes de lanzarlas al mercado.

Azar destacó que dos de los seis ensayos estudiados en EEUU se encuentran en la tercera etapa, la cual Rusia iniciará próximamente. Además se mostró optimista al estimar que ambas podrían ser aprobadas en diciembre por las entidades regulatorias. Para esa fecha, el gobierno prevé que producirán millones de dosis listas para su distribución.

El pronunciamiento del Secretario tuvo lugar a raíz del anuncio de Vladimir Putin sobre la aprobación de una vacuna rusa. Desde el mes de junio comenzó a otorgarse a la población en sus dos primeros ciclos, cuyos resultados todavía no han sido divulgados. La fase 3 comenzará en las próximas horas y contará con la participación de  2.000 voluntarios en Asia y América Latina.

“Es muy posible que tengamos múltiples vacunas que darán resultados y podríamos tenerlas autorizadas o aprobadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) para diciembre”, dijo Azar desde Taiwán, donde viajó para conocer la estrategia de la lucha contra el virus en ese país. Se trata de la primera visita de un funcionario de primera línea del país a la isla en décadas.

Al respecto, también habló Scott Gottlieb, ex comisionado de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de EEUU, quien recordó las acusaciones que pesan sobre Rusia de organizar campañas de desinformación. “El anuncio puede ser otro esfuerzo en sembrar dudas y forzar a Estados Unidos a tomar acciones tempranas sobre nuestras vacunas”, advirtió.

Translate »