El Secretario General de la Casa Blanca admitió que Estado Unidos “no podrá controlar la pandemia”

Foto: Gage Skidmore/ Flickr

La mano derecha del presidente contradijo públicamente las declaraciones del mandatario sobre uno de los temas más sensibles que enfrenta el país y el mundo. El funcionario dijo que al COVID-19 se le está llamando la “gran rendición estadounidense”.

El jefe de Gabinete del presidente Donald Trump, Mark Meadows, reconoció que Estados Unidos no logrará controlar la pandemia y resaltó que, a medida que los casos continúan aumentando en todo el país, la prioridad deberían ser los “factores de mitigación adecuados” como terapias y vacunas.

El polémico anuncio del alto funcionario ocurre a ocho días de las elecciones presidenciales, en circunstancias que sumergen al país en una ola de contagios que se extiende por varios estados con un récord diario que el viernes alcanzó los 88,973 casos.

“No vamos a controlar la pandemia, vamos a controlar el hecho de que consigamos vacunas, terapias y otras formas de mitigarla”, declaró Mark Meadows en una entrevista a CNN.

En ese sentido, el funcionario precisó que la razón de poder controlar el COVID-19 es “porque es un virus contagioso, igual que la gripe“, en referencia a una crisis sanitaria que ya suma más de 8,74 millones de contagios y 225.000 fallecidos en el país, según el conteo de la Universidad Johns Hopkins.

Las preocupaciones de Meadows surgen en medio de un brote de Coronavirus que ha afectado a una lista de colaboradores de la administración de Donald Trump, entre ellos el jefe de Gabinete del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, su asesor Marty Obst y otros tres funcionarios cercanos. Por su parte, Pence y su esposa dieron negativo a la última prueba.

“Esto no fue un resbalón de Meadows. Es un reconocimiento sincero de lo que ha sido la estrategia del presidente Trump desde el principio de esta crisis: mostrar la bandera blanca de la derrota y confiar en que, ignorándolo, el virus simplemente desaparecería”, reaccionó Joe Biden en un comunicado sobre el testimonio del funcionario de la Casa Blanca.  

La afirmación de Meadows se suma a otras controversias entre el presidente Trump y funcionarios de su gabinete en cuanto a declaraciones sobre el manejo de la pandemia. El domingo, en su visita a New Hampshire, el mandatario reafirmó su retórica esperanzadora en torno al COVID-10 y dijo que: “Estamos en el punto de inflexión, tenemos las vacunas, tenemos todo. Incluso sin las vacunas, estamos en el punto de inflexión.

Su mensaje fue corroborado el fin de semana por el epidemiólogo de la Casa Blanca, Anthony Fauci, quien manifestó que “la vacuna contra el COVID-19 podría estar disponible en EE.UU. a fines de noviembre”, aunque el director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), Robert Redfield, advirtió el mes pasado que un antídoto estaría disponible en forma generalizada recién en el segundo o tercer trimestre de 2021.

Translate »