El rechazo de la FDA a tercera dosis de Pfizer no es el fin de la historia, según virólogo Fauci

Foto: Official White House Photo by Adam Schultz (Flickr)

La decisión de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de no aplicar una tercera dosis de la vacuna de Pfizer contra el Coronavirus a los menores de 65 años «no es el final de la historia», dijo el virólogo Anthony Fauci, principal consultor médico de la Casa Blanca.

«No creo que hayan cometido un error. Pero la gente debe entender que las informaciones y los datos siguen llegando, todos los días y todas las semanas. (La FDA) continuará observándolos en tiempo real», declaró Fauci, informó la agencia de noticias italiana ANSA.

La recomendación de la agencia, que, sin embargo, dio su visto bueno a la tercera dosis para los mayores de 65 años, fue vista como una derrota de la línea del presidente Joe Biden, apoyada por Fauci, a favor de una tercera aplicación para todo el mundo.

Empero, el experto en virología dijo a CNN que la propuesta siempre estuvo vinculada a la luz verde de la FDA.

«Los datos siguen llegando y creo que veremos una evolución de este procedimiento», agregó, según ANSA.

El grupo de expertos que asesora a la FDA recomendó aprobar una tercera dosis de la vacuna Pfizer contra el COVID-19 para los mayores de 65 años y para quienes corren riesgo de desarrollar la enfermedad con alguna gravedad, pero no para aquellos entre 16 y 64 años, como propuso Biden en el nuevo plan de inmunización que lanzó este mes.

La recomendación de otra dosis para quienes tienen más de 65 o riesgos de desarrollar Coronavirus con complicaciones fue adoptada por unanimidad (18 a 0), apenas un rato después de otra votación: la que desaconsejó una tercera inmunización para todos los mayores de 16 años.

Muchos de los expertos que votaron en contra de este refuerzo expresaron, según la agencia de noticias AFP, su preocupación por el riesgo de miocarditis que significa la tercera dosis para los varones más jóvenes.

La tercera dosis para todos los adultos también era vista con preocupación por la Organización Mundial de la salud (OMS), que hace semanas reclama a los países más poderosos y con sobrantes de vacunas que favorezcan las inmunizaciones en países que casi no vacunaron en vez de avanzar con nuevas campañas en sus propias poblaciones que no se sustentan en necesidades científicamente comprobadas.

Tras destacar que Estados Unidos había donado miles de fármacos, Biden defendió la tercera dosis con un argumento que la OMS no consideró aún con rigor científico: la presunta disminución de la protección del esquema de dos dosis con el paso del tiempo.

Translate »