“¡El pueblo, unido, jamás será vencido!”: Ecos de la Marcha por la Reforma migratoria

Foto: Latino News Network

La comunidad de inmigrantes se convocó de manera multitudinaria para exigirle a Biden que cumpla con su promesa electoral. Repercusiones de una jornada histórica.

Por: Julián Virga

Miles de personas se congregaron frente a la Casa Blanca para expresar sus reclamos, tras cumplirse 101 días desde que Joe Biden fue electo presidente. 

La marcha fue convocada por distintas organizaciones de la sociedad civil, que luchan por el reconocimiento de los derechos de la comunidad migrante en el país.

En este sentido, desde el Movimiento Cosecha señalaron que su participación se debe “al deseo de construir un mundo donde 9 dígitos no dicten nuestro valor y humanidad”, en clara referencia a la situación que atraviesan los indocumentados.

“Como inmigrante, hoy estoy aquí para apoyar un camino a la ciudadanía. Nosotros somos una pieza importante para esta economía y merecemos un estatus permanente ahora”, señaló la representante de una de las organizaciones.

La mujer sostuvo que es habitual que los trabajadores indocumentados sufran distintos tipos de violencia, tales como la discriminación y la explotación laboral. Frente a esto, aseguró que era una oportunidad histórica para que la comunidad muestre su poder y se una para “pedir el fin del racismo y la xenofobia”.

La marcha en primera persona: “Fue una de los experiencias más impactantes de mi vida”

Ronald Johnson es un ciudadano estadounidense. Desde hace un tiempo apoya y participa en las actividades del Movimiento de Inmigrantes Líderes en Pensilvania (MILPA), a la cual define como una “gran organización que trabaja por la comunidad”.

Si bien nació en el país, tiene raíces familiares en Perú, de donde es su madre. Y es por eso que se siente identificado y comprometido con la problemáticas que sufre la comunidad. 

“Lo que están haciendo los líderes de varias organizaciones que luchan por la dignidad y la justicia de la comunidad inmigrante es muy necesario (..) Tenemos que usar nuestro poder como comunidad para presionar al Congreso”, señaló Ronald, quien aún continúa sus estudios en la Universidad de Lehigh.

Su participación en la marcha fue la primera experiencia que compartió de manera presencial junto a MILPA, y manifestó estar muy conmovido por la magnitud del acontecimiento: “Habían grupos políticos, sindicatos, organizaciones de la comunidad civil, comunidades de fé…. Era un gran momento poder ver a diferentes organizaciones uniéndose por la causa de justicia para todos los inmigrantes indocumentados, luchando por reclamar su humanidad”.

Respecto a la realidad que atraviesan las 11 millones de personas indocumentadas, el joven ciudadano considera que es muy injusta la situación, que a su vez se vio agravada por la pandemia: “Para la Comunidad inmigrante no hay apoyo del Estado. Al contrario, siguen oprimiendo. Necesitamos que haya más visibilidad sobre esta gran injusticia en contra de la comunidad migrante”.  

Uno de los aprendizajes más importantes que le arrojó su participación en la marcha es que le permitió conocer distintas experiencias de personas que sufren estos problemas a diario: Explotación laboral, exclusión social, discriminación, racismo, y el temor permanente a ser deportado. “Es un crimen contra la humanidad permitir que esta situación siga”, remarcó. 

A modo de autocrítica, Ronald mencionó que “como ciudadanía, los estadounidenses tenemos muchas cosas que cambiar”. Principalmente, apuntó a reconocer el aporte que realizan los inmigrantes, ya que “este país depende de las espaldas, de los hombros y de los cerebros de esta maravillosa comunidad”.

Sensibilizado por haber asistido al evento, Ronald compartió un video en el que se lo encuentra acompañando el clamor de la multitud, que muestra el fervor con el que se vivió la jornada, al grito de:

  • “¿Qué queremos?”-
  •  “¡Papeles!” –
  • ¿Cuándo?”-
  • ¡Ahora!
  • ¿Cuándo?
  • ¡AHORA!
  • ¡El pueblo, unido, jamás será vencido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »