El presidente Trump veta el presupuesto de Defensa aprobado por el Congreso

Foto: Flickr de la Casa Blanca

Donald Trump vetó hoy el presupuesto de Defensa que había sido aprobado por abrumadora mayoría en el Congreso, aunque esa decisión puede ser revisada ahora por los legisladores.

“Estoy regresando sin mi aprobación de la ley de Autorización de la Defensa Nacional para el año fiscal 2021”, expresó hoy el mandatario en una misiva dirigida a la Cámara de Representantes.

“Desafortunadamente, este proyecto de ley no incluye medidas cruciales para la seguridad nacional” y “va en contra de los esfuerzos de mi gobierno de poner a Estados Unidos en primer lugar en seguridad nacional y política exterior”, manifestó Trump.

Además, en el mensaje con el que argumentó su rechazo al proyecto de ley que obtuvo apoyo bipartidista en el Congreso, y que se convierte en la primera votación con ese respaldo en ser anulada por su presidencia, tildó al presupuesto aprobado de “regalo para China y Rusia”.

Con esta acción de Trump, el texto vuelve a las dos cámaras del Congreso, que tienen la posibilidad de anular el veto presidencial con una mayoría calificada.

Si los congresistas confirman su voto inicial, el texto se convertirá en ley a pesar de la oposición de Trump.

Este proyecto de ley está separado del texto del presupuesto que incluye el plan de apoyo a la economía estadounidense, el cual Trump ya amenazó con vetarlo para obtener más dinero para las familias.

El presupuesto de Defensa aprobado por ambas cámaras del Congreso hace dos semanas establece aumentos salariales del 3% para las tropas estadounidenses y autoriza la inversión de más de $740 mil millones en programas militares y construcción.

Entre las razones que esbozó el magnate republicano también se incluye que el texto no contempla la derogación de una ley, conocida como “artículo 230”, que protege el estatus legal de las redes sociales, a las que acusa de ir en su contra.

Además, criticó el hecho de que la ley de financiación del Pentágono planea cambiar el nombre de las bases militares, como Fort Benning y Fort Hood, en honor a los generales del campo Confederado defensores de la esclavitud.

En la misma línea, escribió: “Numerosas disposiciones de la Ley contradicen directamente la política exterior de mi gestión, en particular mis esfuerzos por llevar a nuestras tropas a casa”.

Antes del veto, el líder de la mayoría en el Senado, el republicano Mitch McConnell, expresó que el proyecto de ley ayudaría a disuadir la agresión china, punto de coincidencia con el senador republicano John Thune, de Dakota del Sur, y el representante Mike Gallagher, de Wisconsin.

Por su parte, el senador Jack Reed de Rhode Island, el principal demócrata en el Comité de Servicios Armados del Senado, manifestó que la declaración de Trump de que China era el mayor ganador en el proyecto de ley de defensa era falsa.

“El presidente Trump claramente no ha leído el proyecto de ley, ni entiende lo que contiene”, sostuvo Reed, y añadió: “Hay varias disposiciones bipartidistas aquí que se vuelven más duras con China de lo que jamás lo ha sido el Gobierno de Trump”.

La medida guía la política del Pentágono y cimenta las decisiones sobre niveles de tropas, nuevos sistemas de armas y preparación militar, política de personal militar y otros objetivos militares, pero muchos de esos programas solo pueden entrar en vigor si se aprueba el proyecto de ley, incluida la construcción militar.

Translate »