El Pentágono evalúa dar autorización al HHS para albergar a niños migrantes en sus bases militares

Foto: EFE

A medida que la crisis inmigratoria en la zona limítrofe aumenta y la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos encuentra niños que no están acompañados de sus padres, las autoridades de salud requieren más instalaciones para poder albergarlos.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) solicitó autorización al Pentágono para albergar alrededor de 1.500 niños migrantes de 4 a 18 años, durante cuatro a seis semanas, en una base militar ubicada en Camp Roberts entre Los Ángeles y San Francisco.

«Hemos recibido una solicitud de asistencia del HHS para el uso potencial de Camp Roberts en California para albergar a menores no acompañados. Estamos avanzando con el análisis de esa solicitud de asistencia en este momento», informó el principal portavoz del Departamento de Defensa, John Kirby.

Esta acción de apoyo entre el HHS y las fuerzas militares ya fue autorizada la semana pasada por el Pentágono en la Base Conjunta San Antonio en Lackland, Texas, y en Fort Bliss en las afueras de El Paso, debido al aumento en los últimos meses de niños migrantes que llegan solos a las frontera entre México y Estados Unidos.

La situación se ha complicado tanto que el Gobierno Federal prevé la llegada de más migrantes en la frontera que en los últimos 20 años, un hecho que impulsó al presidente Joe Biden a pedir a los migrantes que no dejen sus ciudades tras el aumento de las detenciones en las fronteras.

Debido a que el Departamento de Salud se está quedando sin lugares para mantener bajo custodia a los menores, la Administración Biden aseguró que contactará a las familias de los menores que lleguen a las fronteras para acortar su estadía en los albergues en donde permanecen alrededor de 34 días a la espera de algún familiar o conocido en Estados Unidos.

Biden ha calificado la situación migratoria en la frontera como un problema “heredado” y un “lío” de la administración de Donald Trump, y ahora abordan las causas de la inmigración proveniente de Centroamérica.

Por este motivo, la Casa Blanca anunció que en marzo habilitará ocho nuevos sitios de emergencia en el suroeste del país y 15.000 nuevas camas, más del doble de la cantidad que tiene el sistema actual.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) reveló que 29.792 niños cruzaron la frontera sin sus padres en febrero, de los cuales 2.942 eran menores de 12 años. Hasta el 24 de marzo, 12.000 niños migrantes esperaban por solicitud de asilo y 5.000 estaban bajo custodia de la CBP.

Translate »