El Partido Republicano aprueba este lunes la nominación de Amy Coney Barrett

Foto: AP

Este domingo, el oficialismo dio un paso clave en el Senado y dejó todo encaminado para confirmar a la mujer como nueva jueza de la Corte Suprema de Justicia.

El Partido Republicano avanzó en el Senado y quedó a un paso de confirmar la nominación de Amy Coney Barrett como nueva jueza de la Corte Suprema de Justicia.

Este domingo, el oficialismo consiguió aprobar que la Cámara Alta se concentre en esta cuestión durante este lunes, un preludio obligatorio para cualquier votación importante.

El resultado fue de 51 votos a favor y 48 en contra, entre los cuales se encontraron las dos senadoras republicanas que ya habían anunciado que acompañarían a los demócratas: Susan Collins (Maine) y Lisa Murkowski (Alaska).

“Quiero ser clara: mi voto negativo no refleja ninguna conclusión a la que haya llegado sobre las calificaciones de la jueza Barrett para servir en la Corte Suprema”, explicó Collins, en un comunicado que difundió este domingo.

“En lo que me he concentrado es en ser justa y consistente, y no creo que sea justo ni consistente realizar un voto de confirmación en el Senado antes de las elecciones”, agregó.

Pese a estos dos sufragios en contra, los republicanos aún pueden darse el lujo de perder algún voto más este lunes y aún así ganar la votación. Esto se descuenta que no ocurrirá, e inclusive Murkowski anunció que acompañará a la confirmación de Barrett, por lo que Collins será la única republicana que disienta con sus correligionarios.

“Si bien me opongo al proceso que nos ha llevado a este punto, no la reprocho a ella como un individuo que ha transitado este proceso con gracia, habilidad y humildad”, manifestó la representante de Alaska.

“Voy a votar en forma negativa en la votación procedimental de este domingo”, dijo antes de los sufragios, pero aclaró que votará afirmativamente “para confirmar a la jueza Barrett” este lunes, debido a que allí “la pregunta que tenemos ante nosotros es su calificación para ser jueza adjunta”.

De esta forma, el resultado del domingo no hace más que subrayar que los republicanos cuentan con los votos necesarios para convertir a su nominada en nueva jueza.

Así, Coney Barrett se transformará en la jueza que asumirá a una menor distancia de la fecha electoral, ya que será confirmada a solo ocho días de los comicios e inclusive podría estrenar su banca con alguna decisión electoral importante antes de los comicios, como la extensión del plazo del voto a distancia en Pensilvania.

Todo esto, como es de esperar, ha generado reacciones disferentes en ambos bandos, ya que mientras los republicanos celebran el expeditivo proceso, los demócratas lo cuestionan con dureza e intentaron bloquear su tratamiento en el Senado.

Sin embargo, el cuerpo legislativo está totalmente dominado por el oficialismo y principalmente por su líder, Mitch McConnell, que orquestó el proceso y administró los votos propios para garantizar que Coney Barrett sea elegida antes de los comicios, como es el deseo de Donald Trump.

Translate »