El NYPD registró la mayor cifra de arrestos por armas de fuego en los últimos 25 años

El número de detenciones registra un incremento en los índices de violencia de la ciudad, que muestran su peor cara en los enfrentamientos a mano armada.

El Departamento de Policía de Nueva York informó que en la última semana lograron la incautación de 160 armas de fuego, una cifra que en comparación con cualquier otra época representa “la mayor cantidad de arrestos realizados” desde 1995.

El reporte de la policía reveló que las 160 detenciones, efectuadas entre el 31 de agosto y el 6 de septiembre, superan el doble del conteo que se registró el año pasado para la misma fecha con 72 hechos delictivos de este tipo, lo que constituye un incremento del 89,6% a 166%.

La medición de la última semana no se trata de un caso aislado, de hecho, la violencia con armas de fuego es un problema que no cesa en lo que va del 2020. Solo en el último mes, la Gran Manzana contabiliza 242 ataques y muestra así un dato más que alarmante si se lo compara con los 91 del año pasado.

En ese sentido, el comisionado de policía Dermot Shea dijo: “Una forma mucho más eficaz de reducir los tiroteos es centrarse en las personas que aprietan el gatillo. Ahí es donde nuestro enfoque continuará”.

Por su parte, el jefe de departamento Terence Monahan compartió su experiencia y precisó que solo en el fin de semana del Día del Trabajador fueron confiscadas 87 armas de fuego en toda la ciudad.

Frente a la escalada de violencia, los sindicatos encargados de la seguridad culpan al alcalde Bill de Blasio por retirar mil millones de dólares del presupuesto a las fuerzas del orden y suprimir la unidad anticrimen. En contrapartida, el mandatario local ha dicho que se vive “una tormenta perfecta” y atribuye el aumento de los índices delictivos al Coronavirus.

En ese contexto, el Centro Médico del Hospital de la Universidad de Brookdale, en la ciudad de Nueva York, atendió a 100 personas víctimas de disparos en los últimos tres meses, una cifra alarmante en comparación con las 55 personas que ingresaron por heridas de arma fuego los primeros ocho meses del año pasado.

Las preocupaciones por la ola de violencia armada que se vive en las calles también se han trasladado al sector escolar, ya que, al momento que aumentan los tiroteos, la alcaldía anunció que las calles y parques de Nueva York se convertirán en aulas al aire libre para evitar la propagación del COVID-19 dentro de los salones de clases.

Translate »