El mercado laboral estadounidense registró su menor avance mensual en el año

Foto de Sora Shimazaki en Pexels

La creación de empleo a nivel nacional alcanzó en setiembre último los 194.000 nuevos puestos de trabajo, el menor avance mensual registrado durante este año, según datos publicados hoy por el Departamento de Trabajo.

Asimismo, el estancamiento en la generación de empleo también se reflejó en la comparación con los datos de agosto, que fueron revisados al alza en 366.000 puestos.

No obstante, el reporte también arrojó algunos datos positivos: el desempleo estadounidense cayó de 5,2 % a 4,8 %, reflejando parcialmente una contracción de la población económicamente activa.

Por su parte, los salarios por hora aumentaron en 19 centavos a un promedio de 30,85 dólares reflejando la demanda de fuerza de trabajo.

Sin embargo, los números aún no alcanzaron el nivel previo a la pandemia en febrero de 2020 cuando el porcentaje de desempleo se situaba en 3,5 %, con 5,7 millones de personas no empleadas, contra los 7,7 millones actuales.

Así, el mercado laboral estadounidense creció por debajo de lo previsto por los economistas por segundo mes consecutivo.

Según una encuesta realizada por la agencia Bloomberg a un grupo de economistas, se esperaba un incremento de 500.000 nuevos empleos.

Los datos reflejan la persistente debilidad de la recuperación laboral y colocan entre paréntesis la decisión de la Reserva Federal estadounidense (FED) de comenzar a reducir sus estímulos monetarios implementados a partir de la crisis del coronavirus, para fines de este año.

El presidente de la entidad, Jerome Powell, había señalado en repetidas ocasiones, que la FED esperaba una serie de reportes sólidos de empleo que reflejen «un sustancial progreso», antes de decidir retirar dichas políticas expansivas, que incluyen tasas de intereses en mínimos y una compra de activos tóxicos que totaliza los 120.000 millones de dólares mensuales.

Según la agencia Bloomberg, la reapertura presencial de las escuelas y la culminación de los beneficios federales extendidos de desempleo deberían revertir el estancamiento en los próximos meses, ya que, además, las compañías están ofreciendo mayores salarios y bonos para estimular las solicitudes.

Un factor que está generando resistencia en la aplicación para los puestos es el establecimiento de la obligación de vacunarse, por parte de algunos empleadores y estados como California y Nueva York.

Asimismo, los rebrotes por la variante Delta también pudieron ser otra causa, ya que en la semana de la muestra (del 12 de septiembre) se había registrado un pico de casos, y desde entonces comenzaron a caer en la mayoría de los estados.

Entre los sectores específicos, lideraron el ocio y la hotelería (+74.000); servicios profesionales (+60.000) y el comercio minorista (+56.000).

El incremento en el empleo privado (+ 317.000) compensó una brusca caída en el público que declinó en 123.000.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »