El laboratorio Moderna producirá 20 millones de dosis para finales de este año que serán entregadas en el país

Foto: Reuters

La farmacéutica que avanza en las investigaciones de una de las vacunas más prometedoras contra el Coronavirus, presentará la solicitud de aprobación de emergencia a la FDA para producir y distribuir este primer lote en EE.UU.

Luego de confirmar que su vacuna contra el COVID-19 tiene una eficacia del 94.5%, el médico jefe del laboratorio estadounidense Moderna, Tal Zaks, informó que podrán producir hasta 20 millones de dosis del antídoto para antes de fin de año. 

Una vez que cuenten con la aprobación de emergencia de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), el fármaco será distribuido -al menos en primera instancia- de manera exclusiva en Estados Unidos.

De acuerdo con Zaks, el avance se debe a una inversión de 1.000 millones de dólares del gobierno estadounidense para el desarrollo de esta vacuna como parte de la operación “Máxima Velocidad” (Warp Speed, en inglés), que tiene como objetivo producir y distribuir 300 millones de dosis en el país.

“Hicimos una inversión previa sabiendo los riesgos. Construimos la infraestructura junto con socios que saben lo que hacen”, detalló el médico.

En ese sentido, destacó que la empresa cuenta con la “capacidad logística” para poder cumplir con las exigencias relacionadas con la demanda y distribución.

Aunque la farmacéutica Pfizer aseguró hace días que su vacuna contra el Coronavirus es “eficaz en un 90%”, el director de Moderna destacó que su producción tiene una ventaja, ya que puede mantenerse a una temperatura de -20ºC y permanecer almacenada por seis meses, en comparación con los -70°C que necesita Pfizer para mantener su conservación. 

“Tenemos bases científicas para predecir dos cosas: una, que si hay efectos serios, serán muy raros; y dos, que sabemos lo que hace la vacuna: se enfoca en la respuesta inmune a la proteína spike. Es muy precisa en ese sentido y se debería traducir en un alto nivel de tolerabilidad. Tomará tiempo demostrarlo, pero en esta era de altos niveles de transmisión, el beneficio es bastante claro”, resaltó el investigador.

Por su parte, el presidente de Moderna, Dr. Stephen Hoge, valoró el avance de dos compañías que avanzan de manera simultánea en las investigaciones, un hecho que calificó como un “hito realmente importante”

“Eso debería darnos a todos la esperanza de que realmente una vacuna va a ser capaz de detener esta pandemia y con suerte nos devolverá a nuestras vidas”, remarcó Hoge.

El avance de Moderna que fue divulgado este lunes detalla que de los 30.000 voluntarios participantes en los ensayos se identificaron 95 contagios, de los cuales todos recibieron un placebo y solo a 5 se les administró la fórmula real.

Debido a las esperanzas en este proyecto, la administración Trump compró en agosto un total de 100 millones de dosis por 1.500 millones dólares, con la posibilidad de adquirir 400 millones de dosis adicionales.

Translate »