El juicio político a Trump iniciará la segunda semana de febrero

Foto: Trump White House Archived - Flickr

La Cámara de Representantes enviará el lunes próximo al Senado la acusación contra el expresidente Donald Trump, lo que dará inicio a su juicio político por “incitar a la insurrección” durante el reciente ataque de cientos de sus partidarios contra el Congreso, cuyas presentaciones de partes comenzarán en la semana del 8 de febrero, dijo esta tarde el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer.

“Las presentaciones (de acusación) de las partes comenzarán la semana del 8 de febrero”, dijo Schumer en sus declaraciones.

Previo a esto, el jefe de la bancada demócrata dijo que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, lo notificó del envío el lunes de la acusación contra Trump.

El líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnnel, propuso ayer aplazar el juicio a febrero con el argumento de darle tiempo a Trump para preparar su defensa, pero el anuncio de hoy parece indicar que comenzará la semana próxima.

De acuerdo con las reglas del Congreso, la entrega de la acusación implica que el proceso comenzará a las 13 del día siguiente, es decir, el martes, pero como dijo Schumer, las presentaciones de las partes no comenzarán hasta la segunda semana de febrero.

Que nadie se confunda, va a haber un juicio en el Senado de Estados Unidos, donde va a haber una votación sobre si el (ex)presidente es condenado o no“, declaró Schumer.

Pelosi fue más concreta y afirmó que el aplazamiento a febrero es innecesario: “Somos respetuosos con el poder constitucional del Senado sobre el juicio y siempre estamos atentos a la equidad del proceso, pero el (ex)presidente y nuestros responsables tuvieron el mismo tiempo para prepararse, y nuestros responsables están listos”.

“El artículo de acusación contra Trump por incitación a la insurrección será entregado al Senado el lunes 25 de enero”, confirmó.

Para sentenciar al exmandatario, es necesario que voten a favor dos tercios de los senadores, lo que implica que 17 republicanos deberían sumarse a los 50 escaños que tienen los demócratas, una posibilidad incierta hasta ahora.

Algunos legisladores republicanos incluso sostienen que es inconstitucional iniciar juicio político a un expresidente.

Si Trump es declarado culpable, no será destituido del cargo que ya dejó, pero quedaría inhabilitado para buscar un lugar en la Casa Blanca nuevamente en 2024.

Translate »