El Gobierno de Pensilvania permitirá que las farmacias administren vacunas contra el COVID-19 sin una orden médica

Foto : Britta Pedersen -dpa-Zentralbild

Esta habilitación amplía las opciones para recibir la vacuna, una vez que el antídoto esté disponible para el público en general

El Departamento de Salud de Pensilvania anunció que el gobernador, Tom Wolf, aprobó una habilitación temporal que permite a las farmacias con licencia poder solicitar y administrar vacunas contra el COVID-19 a personas de 18 años o más,  sin la necesidad de una orden autorizada por un médico.

Los farmacéuticos, así como los pasantes y técnicos de farmacia, son socios críticos en el plan del estado para distribuir la vacuna COVID-19. Muchos residentes de Pensilvania irán a su farmacia local para la vacunación. Esta exención permitirá a las farmacias ofrecer las vacunas COVID-19 sin una orden médica“, informó la secretaria de Estado, Kathy Boockvar.

El protocolo de salud tradicional establece que algunas farmacias fijan acuerdos con médicos para recibir el reembolso de las vacunas contra la gripe y otras vacunas, pero algunas droguerías no tienen este tipo de convenios. 

La suspensión de la normativa establecida en este aspecto, tiene como propósito eliminar cualquier confusión o incertidumbre con respecto a la capacidad de los farmacéuticos calificados para inscribirse como proveedores y administrar la vacuna contra el COVID-19 cuando muchos residentes de Pensilvania acudan a los establecimientos locales para inmunizarse.

La exención aplica únicamente a las vacunas COVID-19 y estará vigente durante la declaración de emergencia emitida por el Departamento de Salud y Servicios Humanos más 90 días adicionales a partir de entonces, a menos que se concluya antes.

Por su parte, la secretaria de Salud, Dra. Rachel Levine, dijo que  trabajan para continuar aumentando las formas de acceso a al antídoto, y “los farmacéuticos ya juegan un papel importante en asegurar que los residentes de Pensilvania estén protegidos”.

El reporte de salud estatal, indica que hasta el 13 de enero, se administraron 342.588 vacunas en las que se incluyen 257.320 personas con una primera inoculación y 42.634 con dos inyecciones del antídoto.

Luego de haber arrancado con la primera fase de vacunación que incluyó a los trabajadores de la salud y residentes de hogares de ancianos, el estado avanza con la inmunización de la fase “1B” que contempla al personal policial, bomberos, rescatistas, miembros de la Guardia Nacional de Pensilvania y trabajadores responsables de adultos mayores.

Según los reportes del Departamento de Salud, el estado continúa enfrentando una situación compleja por la pandemia, ya que la última semana acumuló un promedio diario de 216 muertes, 8.286 infecciones y 5.069 pacientes permanecen hospitalizados. El total de casos se ubica en 748.564 y los fallecidos suman 18.742.

Translate »