El Gobierno de Nueva York anuncia nuevas medidas para combatir la variante Delta

Foto Twitter: @GovKathyHochul

La estrategia se enfocaría en un nuevo requisito de pruebas COVID-19 semanales para el personal escolar no inmunizado y un mandato de vacunación en todas las instalaciones reguladas por el estado.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, anunció que en los próximos días comenzarán a regir una serie de medidas sanitarias que ayudarán a garantizar un regreso seguro y productivo a las escuelas este otoño.

“Esta guerra no ha terminado y la variante Delta es una seria amenaza, especialmente para las personas que aún no están vacunadas. Todos debemos permanecer vigilantes para protegernos unos a otros”, dijo la gobernadora.

El plan, que será discutido con las localidades, el Departamento de Salud Estatal y el Consejo de Salud Pública y Planificación de la Salud, implica la asignación de 65 millones de dólares para descentralizar la distribución de las vacunas hacia los distintos departamentos de salud a fin de ampliar el alcance del plan de inmunización.

Aunque la gobernadora anunció la semana pasada la exigencia del uso obligatorio de tapabocas para la comunidad escolar en el nuevo año académico, la ampliación de pruebas COVID-19 para estudiantes y personal educativo, así como el requisito de vacunación para los trabajadores, las nuevas medidas refuerzan estas acciones.

En este sentido, las nuevas medidas sanitarias se enfocan en dos áreas:

–      Requisito de pruebas semanales en todo el estado para el personal escolar no vacunado.

–     Mandato estatal de vacunación para todo el personal de las instalaciones reguladas por el estado.

Cifras de vacunación y variación de los indicadores sanitarios.

Hasta la fecha, un total de 11 millones de personas en el estado completaron su ciclo de vacunación, lo que representa un 58,5 % de los 20 millones de habitantes en Nueva York.

En la última jornada, se registraron 3.789 casos y el porcentaje de positividad en todo el estado cerró en 3.96 %. La curva ha mantenido esa fluctuación en la última semana y ha sostenido su ascenso desde el 12 de julio cuando se reportaron 643 casos.

Por su parte, el total de hospitalizaciones cerró en 2.234, un número que evidencia la incidencia de la variante Delta, ya que a principios de julio ese número estuvo por debajo de 500.

En el estado rige un mandato que exige a los trabajadores de salud haber recibido una dosis de la vacuna antes del 27 de septiembre.

En el caso de NYC, todos los trabajadores públicos deberán presentar un comprobante único de vacunación o practicarse la prueba COVID-19 una vez a la semana, a partir del 13 de septiembre. Desde esa fecha, también será obligatorio que las personas presenten una prueba de vacunación para ingresar a restaurantes, gimnasios y sitios de entretenimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »