El Gobierno no exigirá a los ciudadanos estadounidenses un pasaporte de vacunación contra el Coronavirus

Foto: Sharon Hahn Darlin - Flickr

La Casa Blanca dejó claro que no considera la imposición de cualquier forma de pasaporte sanitario de vacunación contra el Coronavirus a los ciudadanos estadounidenses y señaló que si bien el sector privado podrá desarrollar sus propios certificados al respecto, ninguno de ellos estará respaldado por el Gobierno Biden, una idea que en los últimos días generó una fuerte resistencia entre los conservadores del país y que ya prohibieron los estados de Florida y Texas.

El gobierno no apoya ni apoyará ahora un sistema que requiere que los estadounidenses porten una credencial; no habrá una base de datos federal de vacunas ni un mandato federal que requiera que todos obtengan una única credencial de vacunación”, dijo la vocera presidencial, Jen Psaki.

Los llamados pasaportes de vacunas se promocionaron no sólo en Estados Unidos, sino también en la Unión Europea (UE) como una herramienta potencialmente poderosa para reabrir países de manera segura a reuniones masivas y viajes.

Sin embargo, la idea provocó un rechazo generalizado ante preocupaciones relacionadas con la privacidad u otros abusos de los derechos civiles.

En ese sentido, Psaki dijo que se emitirá una “guía” con “respuestas importantes a las preguntas que los estadounidenses tienen, en particular sobre las preocupaciones sobre la privacidad, la seguridad o la discriminación”.

“Nuestro interés es muy simple desde el gobierno federal, que es que la privacidad y los derechos de los estadounidenses deben protegerse, y por lo tanto, que estos sistemas no se utilicen injustamente contra la gente“, agregó.

Estados Unidos tiene más de 328 millones de habitantes, de los cuales un tercio de la población en general y 40% de los mayores de 18 años recibieron ya al menos la primera dosis de una vacuna, mientras 23,2% de los adultos ya están completamente inmunizados.

En ese contexto, el principal epidemiólogo del gobierno, Anthony Fauci, alertó hoy que el país está “al borde” de una cuarta ola, durante una conferencia en el National Press Club de Washington en la que explicó que Estados Unidos se encuentra en una “meseta precaria” después de varios meses de descenso en la incidencia de contagios de Coronavirus, y la tendencia ahora es “al alza”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »