El gobierno federal distribuirá las dosis de las vacunas contra el COVID-19 que eran pensadas como refuerzos

Foto: Province of British Columbia - Flickr

“Todo está ahora disponible para los estados y los proveedores de atención médica“, aseguró el secretario de Salud y Servicios humanos.

El gobierno de Donald Trump liberó las segundas dosis de las vacunas contra el Coronavirus que habían sido retenidas para ser usadas como inyecciones de refuerzo. Al mismo tiempo, instó a los estados a administrar el producto a cualquier persona mayor de 65 años y con afecciones de salud preexistentes.

La decisión representa un cambio con respecto a los protocolos anteriores de la administración actual, que buscaban priorizar las dosis para los trabajadores de la salud. “Primero, ya hemos puesto a disposición todas las dosis. Habíamos estado reteniendo las segundas dosis como medida de seguridad“, dijo este martes el secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar.

Asimismo, el funcionario agregó que la fabricación es lo suficientemente predecible como para garantizar que las segundas inoculaciones estén disponibles con la producción en curso. “Todo está ahora disponible para los estados y los proveedores de atención médica“, ratificó.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), hasta el momento se han distribuido más de 25,4 millones de dosis de la vacuna, pero solo 8,9 millones de habitantes recibieron el antídoto.

En ese contexto, esta decisión podría ayudar a aumentar el número de personas que reciban la vacuna, aunque también aumenta el riesgo de no tener reservas para proporcionar inyecciones de refuerzo y podría poner presión sobre algunas regiones que carecen de personal o infraestructura para satisfacer la demanda potencial.

Translate »