El Gobierno de Pensilvania le pidió a la Justicia que mantenga el límite de capacidad en espacios abiertos y cerrados

Foto: AP

Tras la determinación del juez federal William Stickman y la respuesta del gobernador Tom Wolf, el abogado principal del estado realizó un pedido formal para que se sostengan las restricciones actuales.

El Gobierno de Pensilvania le pidió formalmente al juez federal William Stickman que mantenga el límite de capacidad actual en espacios abiertos y cerrados en el estado, mientras se resuelve el conflicto judicial que se desencadenó en la última semana.

La solicitud llega en el medio de un problema que se generó luego de que Stickman decida aceptar la demanda presentada por varios condados del oeste del estado y declare inconstitucional la restricción que impide la congregación de más de 25 personas en espacios interiores y más de 250 en sitios abiertos.

La demanda había sido presentada cuando gran parte del estado se encontraba en la “zona roja” del plan trifásico del gobernador, que luego levantó la mayoría de las restricciones que Stickman condenó en su determinación.

La decisión del letrado generó duras críticas por parte de Tom Wolf, que pidió “contener el virus para poder preservar la salud” y anticipó que apelará la medida.

Sin embargo, antes de llegar a esa situación, el demócrata envió un escrito a Stickman por intermedio del abogado principal del estado, Josh Shapiro, quien pidió “considerar cómo se propaga el COVID-19” para evitar mayores contagios mientras el conflicto judicial se desarrolla.

“Permitir que grandes grupos se reúnan durante una batalla legal podría resultar en la muerte de muchas personas por Coronavirus”, afirmó Shapiro, en un texto que, aunque lleva su firma, es considerado una moción oficial de parte del Gobierno de Pensilvania.

Además, el abogado planteó que existen varias situaciones a favor de las medidas de Wolf. Una de ellas es que varios gobernadores en otros estados han imitado las medidas realizadas en Pensilvania, por lo que tendría que declararse la ilegalidad también en otros territorios, algo que todavía no ha ocurrido.

Por otra parte, Shapiro agregó que otros jueces federales y la Corte Suprema estatal “han confirmado las órdenes de cierre de Wolf”, lo que genera “una gran división de autoridad”.

De esta manera, “se hace muy difícil, sino imposible, que (la administración Wolf) maneje la pandemia de manera efectiva, porque se ha creado confusión e incertidumbre en todo Pensilvania», completó.

Translate »