El Gobierno de Pensilvania lanzó distintos programas para ayudar a las familias con niños en el regreso a clases

Foto: Department of Education of Pennsylvania

Los Departamentos de Salud, Educación y Servicios Humanos del estado anunciaron medidas conjuntas para “garantizar el éxito en la educación” pese al atípico año escolar, según indicó la secretaria de Salud, Rachel Levine.

El Gobierno de Pensilvania lanzó este miércoles distintos programas para brindar asistencia a las familias con niños que deben encarar el regreso a clases en este particular contexto de pandemia.

La medida fue anunciada en conjunto por los Departamentos de Educación, Servicios Humanos y Salud, cuya titular, Rachel Levine, destacó que la intención es “garantizar que los estudiantes se provean de todo lo que necesitan para tener éxito en la educación”.

En el caso de su departamento no hubo grandes novedades, ya que las disposiciones estuvieron orientadas a “tomar las medidas adecuadas para protegerse contra el COVID-19 a medida que los estudiantes reanudan su aprendizaje”, algo que ya ha venido remarcándose en la comunicación oficial desde el inicio de la pandemia.

“Debemos enseñar hábitos saludables, como usar una mascarilla siempre y mantenerse al día con las vacunas recomendadas. Todos esos son elementos esenciales para el regreso a la escuela”, reforzó.

En el caso de Educación, el secretario del área, Pedro Rivera, indicó que se ha trabajado durante el verano con todos los sectores involucrados en el retorno escolar: las autoridades, los docentes, los padres y los estudiantes, por lo cual -según su opinión- se parte desde un mejor punto inicial que cuando la pandemia golpeó con fuerza y sorpresivamente en la región.

“Lo que queremos es asegurar que nuestros estudiantes puedan continuar participando en las oportunidades educativas y crecer”, postuló, y garantizó que “a medida que avanza el año escolar se continuarán ofreciendo recursos a las comunidades escolares para ayudarlas a tomar decisiones y satisfacer las necesidades de los estudiantes”.

Por último, el área de Servicios Humanos fue la que brindó un programa más concreto, ya que se anunció la flexibilización de algunas regulaciones sobre el cuidado infantil en edad escolar. El objetivo, según destacó la encargada del área, Teresa Miller, es “que los niños se sientan seguros y puedan concentrarse en su educación”.

“Lo que no queremos es que los padres dejen sus trabajos para quedarse en casa con sus hijos en edad escolar”, destacó, por lo que dispuso que no sea necesaria una licencia de cuidado infantil para que un niño permanezca con alguien ajeno a sus padres, siempre que éstos brinden su consentimiento.

“Quiero que sepan que sus familias no están solas. Hay recursos disponibles para ayudarlas y todos tienen el derecho de acercarse y pedir ayuda cuando la necesiten”, completó la secretaria.

Translate »