El Gobierno considera que la ley antiaborto de Texas ataca el estado de derecho

Foto: Official White House Photo by Adam Schultz (The White House - Flickr)

El Departamento de Justicia remarcó hoy que la nueva ley de Texas que prohíbe el aborto a partir de la sexta semana de gestación es una amenaza al estado de derecho, un argumento con el que aspira a impugnar la reforma ante la Justicia federal.

El abogado del Gobierno de Joe Biden, Brian Netter, solicitó una moratoria en la aplicación de la nueva ley que imposibilita la interrupción voluntaria del embarazo desde una etapa tan inicial que prácticamente lo ilegaliza por completo.

El Gobierno estadounidense cree que el sistema de «vigilantes» que establece esta ley, que alienta la denuncia ciudadana, es en realidad un «ardid» para esquivar la jurisprudencia actual de la Corte Suprema, algo que para Netter no solo ataca las políticas sobre el aborto, sino también la libertad de expresión.

En 1973, la Corte Suprema de Justicia sentó jurisprudencia con el caso Roe vs. Wade, en el que se garantizó el derecho al aborto siempre que el feto no sea viable fuera del útero, lo que generalmente no ocurre hasta las 22 a 24 semanas de embarazo.

Desde entonces, muchos estados liderados por Gobiernos conservadores -en su mayoría republicanos- buscaron restringir lo más posible el acceso al aborto, como la reciente llamada ley de Texas.

«El precedente establecido por este caso dictará si la batería de derechos garantizados por nuestro acuerdo nacional es fiable o puede manipularse», dijo Netter, según informó la agencia de noticias Europa Press.

El estado de Texas, por su parte, sostiene que las autoridades federales no tienen ninguna autoridad para salir en defensa del derecho constitucional al aborto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »