El gobernador Wolf habilitó el festejo de St. Patrick’s Day en Pensilvania

Foto: Herald & Review

Desde la administración del mandatario indicaron que no habrá restricciones especiales para la fecha festiva. Sin embargo, se mantendrán las limitaciones actuales, que incluyen capacidad reducida y venta de alcohol hasta las 11 p.m.

El gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, habilitó a los bares y restaurantes del estado para que dentro de sus establecimientos se celebre el tradicional St. Patrick’s Day.

El evento, uno de los más importantes del año para los sitios gastronómicos -junto a las vísperas del Día de Acción de Gracias y Año Nuevo– podrá así ser celebrado por los ciudadanos luego del fallido festejo de 2020, cuando comenzaron las restricciones por el Coronavirus.

En aquel momento, el gobernador anunció repentinamente el cierre total de bares y restaurantes para mitigar los primeros contagios de COVID-19, que acababa de ser detectado en el estado.

Por ello, los locales sufrieron pérdidas considerables, tanto debido a la falta de clientes como por las compras anticipadas que habían realizado para abastecerse.

En este año, desde la administración Wolf brindaron tranquilidad y confirmaron que no se llevarán a cabo prohibiciones especiales ante la inmediatez de este evento, que se celebra todos los 17 de marzo.

“El gobernador no está considerando implementar nuevas restricciones en este momento”, indicó la portavoz del mandatario, Lyndsay Kensinger.

Sin embargo, esto no significa que será una celebración normal, debido a que se mantendrán las limitaciones vigentes en la actualidad: capacidad reducida al 50%, venta de alcohol permitida hasta las 11 p.m. y obligación de comprar comida si se quiere ingerir una bebida alcohólica.

“Habrá la mitad de la gente, por ende también habrá la mitad de la diversión”, definió Ron Kamionka, dueño de varios restaurantes y bares en el centro de Harrisburg, quien explicó que simplemente será “una buena oportunidad para que la gente salga y pase un buen rato”.

Consciente de que los ciudadanos querrán salir y tener un festejo muy cercano a la normalidad, el propietario indicó que junto a sus colegas intentarán “hacer que el área exterior sea lo más grande posible para que el festejo pueda hacerse de manera segura”.

Translate »