El gobernador Wolf acompañó una manifestación en Harrisburg

Foto: Tw @GovernorTomWolf

Fue parte del sentir que manifestó el gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, durante la marcha contra la injusticia y la violencia armada, a la cual se unió para acompañar a los manifestantes en Harrisburg 

“El racismo debe terminar. Estoy aquí para escuchar”, escribió en su cuenta Twitter el mandatario regional, mientras en un acto de solidaridad acompañaba a los manifestantes en la movilización que se suma al clamor de la población para condenar el asesinato de George Floyd.

Durante su aparición pública, Wolf alzó su voz para declarar que todos los residentes de Pensilvania deberían hablar en contra de la violencia y la opresión, así como por el reciente asesinato de George Floyd, a lo que se refirió como algo que  “nos ha indignado legítimamente”

En medio de unas 200 personas que acudieron a la concentración, el gobernador ilustró con una metáfora el significado que tuvo la muerte de George Floyd para todos: “No podía respirar y cuando eso sucedió, significaba que ninguno de nosotros podía respirar”.

En ese mismo sentido, hizo un llamado para “detener la división en este condado que separó al blanco y al negro” y en contraste invitó a la unión para que las personas se expresen contra la injusticia, pero que hagan escuchar sus voces pacíficamente.

Por otro lado, Wolf calificó como “inaceptable” las protestas que en varias ciudades que se tornaron violentas para luego terminar en saqueo en distintos negocios.

Al frente de la marcha, también estuvieron el comisionado de policía de Harrisburg, Tom Carter y el alcalde Eric Papenfuse, quien por su parte expresó su compromiso de solidaridad con los presentes y reconoció que este tipo de temas deben ser puestos en primer plano.

Translate »