El gobernador Tom Wolf extendió la orden de quedarse en casa en Lehigh Valley hasta el 4 de junio

Además, dispuso que 24 condados del noroeste del estado de Pensilvania pasen de zona roja a zona amarilla debido a los pocos casos de coronavirus por cantidad de habitantes.

El gobernador Tom Wolf decidió extender la orden de quedarse en casa en gran parte del estado de Pensilvania hasta el próximo 4 de junio. Entre los sectores que continuarán en la zona roja se encuentra Lehigh Valley, aunque el mandatario determinó que 24 condados del noroeste del estado avancen a la fase amarilla de la contención del coronavirus.

De esta manera, en estos sitios quedará permitido salir del hogar, reunirse hasta en un máximo de 25 personas y se flexibilizará el trabajo en algunas empresas consideradas no esenciales, aunque continuarán prohibidas las visitas a hogares de ancianos.

Específicamente, los condados que avanzaron de fase fueron Bradford, Cameron, Center, Clarion, Clearfield, Clinton, Crawford, Elk, Erie, Forest, Jefferson, Lawrence, Lycoming, McKean, Mercer, Montour, Northumberland, Potter, Snyder, Sullivan, Tioga, Unión, Venango y Warren.

Además, Wolf anticipó que se encontraba en consideración que también avancen de fase los condados del suroeste y “unos pocos” del centro-sur, aunque no precisó cuándo ocurrirá en la región de Lehigh Valley, una de las más afectadas por la pandemia.

Para poner en perspectiva, hasta este viernes el valle de Lehigh cuenta con más de 5.400 casos de coronavirus y 263 muertes. De hecho, la ciudad de Allentown -dentro de Lehigh- es la localidad con mayores casos per cápita (uno cada 67 habitantes), con 1.816 confirmados y 29 muertes.

Por el contrario, en la mayoría de los condados que avanzaron de fase los casos confirmados se cuentan de a decenas y en algunos ni siquiera ha habido que lamentar muertes.

«Sabemos que el distanciamiento social funciona. Mientras haya menos casos entre los residentes, existirán menos oportunidades de transmisión del virus y las restricciones existentes se levantarán más rápidamente”, sostuvo Wolf.

Otra de las caras visibles estatales en la contención de la pandemia es la secretaria de salud de Pensilvania, Rachel Levine, quien pidió a los habitantes de Pensilvania que “continúen con los esfuerzos de distanciamiento social”.

Translate »