El gobernador de Nueva Jersey pidió llamar a la policía en caso de ver personas que no estén utilizando máscaras faciales

Foto: Telemundo47

Las palabras del mandatario regional llegaron para brindar calma a la sociedad y no convertir la obligatoriedad de los barbijos en un hostigamiento social. 

El gobernador Phil Murphy pidió a los residentes de Nueva Jersey llamar a la policía -o a cualquier colaborador del estado que tenga esa autoridad- en caso de ver a personas que no estén usando máscaras faciales, y así evitar “la confrontación” entre la población.

El pedido llega después de que se haya firmado una orden ejecutiva para darle carácter legal al ordenamiento de utilizar protectores faciales también al aire libre y no solo en los espacios cerrados, como se había planteado en primera instancia. 

El mismo gobernador de Nueva Jersey reconoció que la medida exigirá mayor control en la población y será “más difícil de hacer cumplir” que en interiores, aunque justificó el accionar por el incremento de casos que se vivió en otros puntos del país y la comprobación de que la utilización de mascarillas verdaderamente “cambian el juego”. 

Al respecto, Murphy solicitó utilizar el sentido común y realizar el llamado de alerta solo en los momentos en que sea considerado necesario. En los demás casos, como por ejemplo “si se trata de alguien que pasea a su perro o sale solo a caminar o trotar”, no será considerado una actitud a controlar. “No es lo que buscamos”, destacó. 

El mandatario regional reconoció que se encuentran detrás de “congregaciones intensas”, personas que se amontonan una encima de la otra y no pertenecen a la misma familia. A la vez, se refirió a casos en los que sí se debería accionar: “Estamos detrás de personas que están haciendo cola en un paseo marítimo, agrupados para una porción de pizza o por una cerveza”.

En torno a la posibilidad de sancionar con alguna multa a quien no cumpla con el mandato, el gobernador aclaró que, en caso de acceder al llamado de la policía y que el agente de seguridad se haga efectivo en el lugar, esa persona recibirá una multa de mil dólares y no de 15 mil como sugerían algunos legisladores inicialmente.