El Distrito Escolar de Allentown evalúa un aumento de impuestos

Fto: Flickr

La suba sería del 4% y busca acortar un déficit de $ 8 millones en el presupuesto propuesto para 2020-2021.

El Distrito Escolar de Allentown se enfrenta a un déficit para el próximo año de $ 7.6 millones de dólares. Anoche, las autoridades revisaron el presupuesto de $ 361 millones  propuesto para el próximo año y  se han planteado revisar las opciones de reducción de costos, así como evaluar las necesidades de personal y analizar los costos de atención médica, según declaró el Superintendente Thomas Parker.

“¿Cómo el distrito puede justificar el aumento de impuestos cuando las personas están sin trabajo debido a la pandemia de Coronavirus”, preguntó Phoebe Harris, una de las directoras. Ante esas circunstancias, sugirió a los administradores que consideren congelar los salarios más altos en el distrito antes de aumentar los impuestos.

Por su parte, el Superintendente Thomas Parker  manifestó que entiende la dificultad de estos tiempos, aunque resaltó que el distrito está limitado en cómo cerrar la brecha presupuestaria. Otros distritos están tomando prestado de sus saldos de fondos en lugar de aumentar los impuestos, pero esa no es una opción para Allentown porque no cuenta con los fondos necesarios.

Parker  puntualizó que “el aumento de impuestos no es algo que un distrito escolar quiera hacer sabiendo que hay personas que están sufriendo en sus hogares en este momento”,a su vez, destacó que el distrito recibirá  una ayuda significativa a través de la ley de alivio por el Coronavirus.

Los mayores generadores de costos para el distrito son los gastos de personal y la matrícula de las escuelas chárter, donde los salarios están presupuestados en $ 123.6 millones. El distrito está presupuestando $ 62.3 millones para la matrícula de la escuela chárter el próximo año. Este año, se espera que el distrito pague alrededor de $ 57 millones.

Los Distritos Escolares comienzan a replantear su funcionamiento ante los desafíos presupuestarios que impone la paralización por el Coronavirus, circunstancias donde hay muchos padres y representantes que en un escenario de retorno de sus hijos a las aulas, quizás no tengan empleo. Por ley, los distritos deben aprobar su presupuesto antes del 30 de junio.

Translate »