El desempleo en Lehigh Valley se ubicó en 13,9% en julio

La tasa de desempleo se ubicó tres puntos porcentuales por debajo del indicador de junio, aunque supera la medición nacional de julio que logró descender a 10,2% en todo el país.

El Departamento de Trabajo e Industria de Pensilvania informó que la tasa de desempleo en Lehigh Valley alcanzó un 13,9% en julio, un valor que se ubica 0,3% puntos porcentuales por debajo respecto al mes anterior, pero por encima del 13,1% registrado en mayo y el 13% contabilizado en junio en todo el estado.

Estos indicadores ubican a Lehigh Valley en el séptimo lugar entre las 18 áreas metropolitanas en Pensilvania. A su vez, le permiten superar la tasa de desempleo estatal que cerró en 13,7% y la tasa nacional que mostró un leve repunte de 0,9 puntos desde mayo, que alcanzó el 10,2% a pesar de la pandemia.

Los datos revelaron que de una población laboral de 6.556.000 en todo el estado, 886.000 personas estaban desempleadas. Las regiones que ubican los tres primeros lugares con mayor desempleo son East Stroudsburg (17,4%), Scranton / Wilkes-Barre / Hazleton (15,2%) y Erie (14,8%), mientras que las que registraron los índices más leves fueron State College (8,8%) y Gettysburg (10,1%).

La variación de desempleo, en comparación con julio del año pasado, muestra que Lehigh Valley tenía para ese momento un índice de desempleo del 4.3%, lo que equivale a 19.200 puestos de trabajo, mientras que en el mismo mes de este año representa 61.800 personas sin trabajo. Significa que 27.000 empleos se han perdido en la región durante el último año.

El informe del Departamento de Trabajo detalla que a nivel regional el Condado de Carbon registró 4.500 desempleados, Lehigh 27.500 y Northampton 21.700 en el mes de julio, cifras que ubican a estos sectores como los más afectados.

Una de las áreas laborales que recibió mayor impacto por la crisis generada por el Coronavirus es el ocio y la hospitalidad, donde un promedio mensual de 3.500 puestos de trabajo se han perdido y la cifra totaliza más de 11.600 afectados desde julio del año pasado. 

Asimismo, 2.800 cargos gubernamentales disminuyeron al cerrar el periodo escolar, aunque el sector de manufactura y servicios ha sumado nuevos empleos mes a mes.

De acuerdo con Washington Brookings Institution, un grupo de expertos que evalúa el impacto económico de la pandemia, de 385.000 puestos de trabajo a nivel local perdidos en febrero, la cifra descendió a 354.000 en julio. En ese sentido, Alan Berube, vocero de la organización Brookings opinó que “si bien la tasa de desempleo de julio probablemente seguirá superando el promedio nacional, los datos indican que bajará en cierta medida”.

En la misma tendencia, los indicadores de la Corporación de Desarrollo Económico de Lehigh Valley muestran que los reclamos por desempleo, que alcanzaron un máximo de 66.806 solicitudes a comienzos de mayo, registraron un descenso de más del 50% hasta el 22 de agosto y se ubicaron en 32.839.

A pesar de las dificultades que ha significado la crisis del COVID-19 en el sector laboral de la región, las métricas de Lehigh Valley revelan un mejoría progresiva que se aleja de su peor momento en abril, cuando el desempleo se disparó a 16,5% y de un grupo laboral activo de 450.300 personas, 71.100 estaban desempleadas.

Translate »