El Departamento de Salud de Nueva Jersey advirtió que aguardan “una segunda ola” de casos de COVID-19

Foto: UN Women Asia and the Pacific - Flickr

Al igual que en otros estados de la costa este, la región experimentó un salto de contagios en las últimas semanas que no se observaba desde mayo.

La comisionada de Salud de Nueva Jersey, Judith Persichilli, advirtió que desde su departamento estiman que se está generando “una segunda ola” de contagios de COVID-19.

El aviso fue efectuado debido a que este jueves se reportaron 1.301 casos nuevos, una cifra que no se observaba desde el 29 de mayo. Una situación similar se observa en Pensilvania y, dentro de ese estado, en Lehigh Valley, con números diarios que no se habían comunicado en los últimos 5 meses.

“Anticipamos una segunda ola y nos estamos preparando en base a las lecciones aprendidas de nuestras experiencias anteriores”, afirmó Persichilli este jueves, en referencia a que el Gobierno ha incorporado equipos de protección personal para los médicos y respiradores y medicamentos para los pacientes.

Además, la funcionaria reiteró el pedido a los ciudadanos para que continúen respetando las medidas sanitarias de seguridad.

“Si las personas no se adhieren al distanciamiento social, se lavan las manos o se quedan en casa si están enfermas, esta ola tiene el potencial de convertirse en un aumento prolongado”, alertó.

Cuando fue consultada sobre un posible motivo que explique el aumento de casos, Persichilli arriesgó que “una parte puede estar relacionado con reuniones asociadas con servicios religiosos o celebraciones que ocurrieron a fines de septiembre”.

Esta afirmación hace referencia al Año Nuevo Judío y Yom Kipur, dos celebraciones que se conmemoraron en esa fecha, y que cobran importancia debido a que en la ciudad de Lakewood, habita una de las comunidades judías ortodoxas más grandes de la costa este.

Otro funcionario del departamento, Edward Lifshitz -a cargo del Servicio de Enfermedades Transmisibles del área- no quiso apuntar directamente contra las celebraciones religiosas y dijo que “hay un montón de razones diferentes” que puedan explicar el aumento.
“De todas formas, es preocupante que se reporte esta tendencia alcista. Es un número muy alto”, admitió, y aseguró que el Gobierno se encuentra “vigilando muy de cerca el aumento sostenido de infecciones”.

Translate »