El Congreso aprobó el paquete de ayuda por $900.000 millones

Foto: John Brighenti -Flickr

Tras varios meses de debate, finalmente los parlamentarios se pusieron de acuerdo y dieron el visto bueno a la iniciativa. Millones de estadounidenses recibirán un nuevo pago de estímulo de $600.

Papá Noel, Santa Claus o el Niño Jesús son las denominaciones más comunes en Latinoamérica y Estados Unidos para identificar al personaje que cada 24 y 25 de diciembre deja los regalos en Navidad.

Este año, para muchísimas familias estadounidenses el regalo de fin de año llegó con un poco de antelación, ya que este 21 de diciembre el Congreso nacional finalmente aprobó la demorada asistencia federal, que incluye pagos de estímulo de 600 dólares y ayudas adicionales de 300 dólares semanales a lo largo de 11 semanas para los desempleados.

La iniciativa fue aprobada por amplia mayoría por ambos recintos, luego de que la líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, llegaran a un acuerdo tras extensos meses de negociaciones.

Finalmente, en la cámara alta el proyecto se aprobó con 91 votos a favor y 7 en contra, mientras que la Cámara Baja dio su visto bueno con 359 sufragios afirmativos y 53 negativos.

Los 600 dólares de asistencia -probablemente, la parte más destacada del nuevo proyecto- serán percibidos por las personas que ganen menos de 75.000 dólares anuales. De esta forma, una pareja que gane menos de $150.000 anuales percibiría el doble. Si tienen hijos, también recibirán otro pago de estímulo por cada infante de hasta 16 años.

Además, cada persona que esté autorizada a recibir un fondo de desempleo tendrá derecho a obtener $300 adicionales por 11 semanas, o sea, hasta mediados de marzo.

Pese a que la iniciativa fue celebrada por la urgencia de renovar las ayudas que vencían a fin de año, en realidad el regalo de Navidad de los congresistas podría llegar luego del cierre del 2020, porque aún quedan algunos pasos formales para que los beneficiarios vean reflejado el dinero en su cuenta bancaria.

El primero de ellos debería ocurrir de un momento a otro, ya que se precisa la firma del presidente Donald Trump para que la ley entre en vigencia. 

Sin embargo, con la antigua ley CARES los pagos llegaron dos semanas después de la promulgación de la legislación, y en algunos casos ocurrió inclusive bastante después, por lo cual sería utópico pensar que antes de 2021 las familias cuenten con el dinero en su bolsillo.

Por otro lado, dentro del paquete el Congreso también aprobó brindar una asistencia de 325.000 millones para las empresas afectadas y 45.000 millones para rescatar los sistemas de transporte público, que se han visto sumamente afectados por la baja en la circulación y la obligación de las medidas de distanciamiento social.

También se decidió otorgar 82.000 millones a las escuelas, 20.000 millones a la distribución de vacunas contra el COVID-19 y 13.000 millones en ayuda alimentaria para los sectores más vulnerables.

Translate »