“El Congreso tiene que dar una solución a las 11 millones de personas que viven en esta realidad”

Foto: MILPA

Diferentes organizaciones sociales de Pensilvania marcharon para pedir por los derechos de los indocumentados, a la vez que rechazaron las propuestas de representantes republicanos.

Durante este sábado, numerosos grupos comunitarios se convocaron para exigir al Congreso la incorporación a la ciudadanía de cerca de 11 millones de inmigrantes que aún se encuentran indocumentados.

La marcha se llevó a cabo junto con las celebraciones del Día de la Independencia de México y Centroamérica, así como con el Festival del Medio Otoño chino.

Foto: MILPA

Uno de los recorridos se inició frente al ayuntamiento de Filadelfia, pasó por Chinatown y terminó frente a la cárcel ICE, con la consigna de “pedir el fin del odio y la violencia contra los asiáticos y la seguridad para todas las comunidades de Filadelfia”.  

Revés republicano

Horas después del evento, la parlamentaria del Senado, Elizabeth MacDonough, recomendó excluir del paquete de reconciliación presupuestaria la incorporación a la ciudadanía para los Dreamers, los beneficiarios del Estatus de protección temporal (TPS, por sus siglas en inglés) y de Salida Forzada Diferida (DED).

Se trata de un rechazo a la propuesta del partido demócrata, que alcanzaría a 8 millones de personas.

«Estamos enojados por esta decisión, sin embargo, seguimos firmes en nuestro llamado a la ciudadanía para tantas familias en todo el país que están cansadas de esperar este sentido común y un cambio muy necesario«, expresó la coordinadora estatal del Movimiento de Líderes Inmigrantes de Pensilvania (MILPA), Desi Burnette.

“El Congreso tiene que despertarse. Las familias necesitan este cambio ahora; esta es la realidad sobre el terreno y el Congreso tiene que dar una solución a los 11 millones que viven en esta realidad”, señaló Ana, de la comunidad indonesia de Santo Tomás.

En la misma línea, Madelyn, miembro de MILPA en el condado de Dauphin, sostuvo que “todos somos esenciales para nuestros hogares, nuestras comunidades y este estado. La ciudadanía para nosotras significaría la seguridad de saber que nuestros hijos siempre nos tendrán aquí con ellos«.

Translate »