El Condado de Northampton ofreció un incentivo de 750 dólares a empleados de la residencia de Gracedale para que se vacunen contra el COVID-19

Foto: Fb Nursering Home

Hemos tenido numerosos informes de reticencia entre los empleados con respecto a recibir la vacuna, por lo que estamos ofreciendo un incentivo monetario”, señaló el ejecutivo de Northampton, Lamont McClure. 

El condado de Northampton decidió ofrecer un incentivo de 750 dólares a loa trabajadores de la residencia de ancianos Gracedale para que se vacunen contra el Coronavirus Sin embargo, los empleados de Cedarbrook, hogar ubicado en Lehigh, no recibirán ningún tipo de aliciente.

La medida fue justificada ya que la vacunación es voluntaria y el estado no puede obligar a nadie a que se coloque las dosis. 

“Nuestros abogados han concluido que el estado actual de la ley sugiere que no podemos exigir vacunas para los empleados titulares de Gracedale”, dijo el ejecutivo de Northampton, Lamont McClure. 

Y agregó: “Si bien la administración de Gracedale ha estado preparando a nuestro personal durante semanas para la disponibilidad inminente de esta inoculación que salva vidas, hemos tenido numerosos informes de reticencia entre los empleados con respecto a recibir la vacuna, por lo que estamos ofreciendo un incentivo monetario”.

“Ciertamente, tienen derecho a seguir negándose, pero deben comprender que la vacunación en centros de atención a largo plazo salvará vidas. En un momento, el 85% de los casos de COVID-19 en el condado de Northampton eran residentes de centros de atención a largo plazo“, continuó.

Gracedale tiene alrededor de 650 empleados. Si cada uno acepta el pago de 750 dólares, el condado debería abonar 489 mil dólares. McClure dijo que el dinero provendría de los fondos federales para el alivio del Coronavirus.

Translate »