El comisionado de la policía de Nueva York, Dermot Shea, contrajo COVID-19

Foto: Jeff Bachner/ New York Daily News

El principal oficial de la policía de la Gran Manzana sintió malestar durante el fin de semana y se puso en cuarentena. Aunque su prueba dio negativo el lunes, el diagnóstico de este jueves confirmó la infección.

El comisionado de policía de la ciudad de Nueva York (NYPD), Dermot Shea, dio positivo por COVID-19, según confirmó un alto funcionario policial al diario The Post.

“Él lo está haciendo bien. Él está en casa. Dirige el departamento de forma remota. Él está en contacto regular con el personal superior”, indicó su portavoz

El caso de Shea es el último identificado entre 462 contagios que se han generado dentro del Departamento de Policía de Nueva York desde el inicio de la pandemia. Además, la enfermedad ha provocado la muerte de 46 trabajadores del cuerpo de seguridad que cuenta con 54.000 miembros.

La noticia surge después de que el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, anunciara un plan de vacunación para distribuir las primeras dosis del antídoto contra el virus a 25.000 miembros del personal policial, de acuerdo con las pautas estatales establecidas.

Sin embargo, el gobernador Andrew Cuomo descartó el plan por el momento y justificó que el NYPD aún no era elegible para la vacuna, ya que las dosis debían reservarse para los trabajadores de salud y los hogares de ancianos, tal como establecen las reglas de distribución del antídoto.

Esta semana, Cuomo señaló a De Blasio por la lenta distribución de las vacunas en la ciudad de Nueva York y advirtió que los establecimientos que no proporcionen rápidamente los antídotos ya asignados serán multados y desafectados de futuras entregas.

Por esta razón, el estado evalúa alternativas para expandir el acceso a la vacuna contra el COVID-19, entre ellas, abrir nuevos espacios como asilos, comunas vecinales y gimnasios escolares para agilizar la administración del antídoto, principalmente para adultos mayores. 

Translate »