El censo 2020 deja a Pensilvania con un escaño menos en la Cámara de Representantes

Foto: Wikimedia Commons

Los resultados del Censo revelaron que la población del estado aumentó un 2,4%, pero su crecimiento se quedó rezagado respecto al 7,4% a nivel nacional.

La Oficina del Censo anunció este lunes que Pensilvania perderá un escaño en la Cámara de Representantes del Congreso para 2023 y tendrá un voto electoral menos en las próximas elecciones presidenciales, debido a que, cada 10 años, los resultados del recuento poblacional se utilizan para calcular el número de congresistas a los que tiene derecho cada estado y redistribuir el número de distritos electorales.

Los Números

De acuerdo con las cifras del Censo 2020, Pensilvania aumentó su población en 300.000 habitantes (2.4%) durante la última década para sumar una población total de 13.002.700 residentes, pero este incremento quedó por debajo de la tasa de crecimiento del 7,4% que se registró a nivel nacional.

Por esta razón, Pensilvania ya no tendrá 18 escaños en la Cámara de Representantes, sino 17 y los 20 votos electorales que la ubican como uno de los estados claves en las elecciones presidenciales se reducirán a 19 para los comicios de 2023.  

Pensilvania junto a California, Illinois, Michigan, Nueva York, Ohio, y Virginia Occidental perderán un escaño cada uno. Por su parte, Colorado, Florida, Montana, Carolina del Norte y Oregón obtendrán un puesto adicional. Texas ganará dos escaños en la Cámara de Representantes

La pérdida de congresistas en Pensilvania, es un fenómeno que el actual quinto estado más grande del país ha experimentado desde la década de 1920 cuando contaba con 36 representantes, pero desde entonces la población se ha reducido en la región para expandirse más hacia el oeste y el sur.

Consecuencias

Uno de los efectos que conlleva la pérdida de escaños en el Congreso para Pensilvania después de este Censo es la posible reducción de financiamiento federal, que afectaría los planes de salud como Medicaid, así como el desarrollo de programas sociales e infraestructura.

Frente al nuevo mapa político, el gobernador Tom Wolf y los demócratas que controlan la Legislatura decidirán cuál distrito electoral desaparecerá y cómo quedará la nueva configuración. De no concretarse un acuerdo, la Corte Suprema del estado decidirá.

La Oficina del Censo espera que los estados reciban los datos de redistribución de distritos  antes del 16 de agosto.

Translate »