El abogado de Trump, Rudy Giuliani, fue hospitalizado tras contraer COVID-19

Foto: Gage Skidmore - Flickr

El ex alcalde de Nueva York presentó algunos síntomas y debió ser internado en un centro de salud de Washington. A través de Twitter, el abogado aseguró que se siente “bien”.

El abogado de Donald Trump, Rudy Giuliani, debió ser hospitalizado este domingo ya que contrajo COVID-19, según anunció el propio presidente a través de su cuenta de Twitter.

“Rudy Giuliani, por lejos el mejor alcalde de la historia de Nueva York, que ha trabajado incansablemente para desenmascarar la elección más corrupta (con diferencia) de la historia del país, dio positivo al virus chino”, escribió el mandatario en su perfil.

Debido a que presentó algunos síntomas -que no fueron especificados- el abogado fue internado en el Centro Médico de la Universidad de Georgetown en Washington, desde donde dijo que se siente “bien”, también a través de sus redes sociales.

“Gracias a todos mis amigos y seguidores por todas sus oraciones y deseos. Estoy recibiendo una gran atención y me siento bien. Ahora solo quiero recuperarme rápidamente”, manifestó.

Aunque no se confirmó cómo se produjo el contagio de Giuliani, el nexo a través del cual se infectó es muy difícil de rastrear debido a que fue visto sin mascarilla ni distanciamiento en múltiples oportunidades durante las últimas semanas.

El jueves por la noche, el abogado del presidente participó en una audiencia de varias horas de duración en el Capitolio de Georgia junto a múltiples personas. El día anterior, había formado parte de otro evento similar en Michigan, de cuatro horas y media de extensión. El lunes, en tanto, había concurrido a una reunión con legisladores republicanos en Phoenix, Arizona.

En todas esas ocasiones fue visto y fotografiado muy próximo de otras personas y sin usar barbijo.

Además, Giuliani ya había estado cerca de contagiarse el 19 de noviembre en la sede del Comité Nacional Republicano, debido a que permaneció cerca de una persona infectada. Al día siguiente, su hijo Andrew anunció que había dado positivo. 

Pese a ello, el abogado no se puso en cuarentena y siguió con su agitada actividad post-electoral, ya que se ha puesto al frente de la lucha de Trump para intentar corroborar su teoría de que los comicios fueron fraudulentos y la victoria de Joe Biden es ilegítima.

De esta forma, Giuliani se transforma en el último de una larga lista de funcionarios de la administración Trump que se contagiaron de COVID-19, que tuvo sus dos momentos más importantes en un fuerte brote en el ala oeste de la Casa Blanca y en el contagio del propio presidente, con pocas semanas de diferencia.

Translate »