EE.UU. reportó más de 1.000 muertes diarias por Coronavirus por primera vez desde mayo

Foto: Reuters

Sucedió este martes. El 29 de mayo, había reportado 1.179 decesos, pero desde ahí siempre se había situado por debajo del millar. Además, se informaron 62.749 nuevos casos.

Estados Unidos reportó este martes más de 1.000 muertes diarias por Coronavirus, un número que no se reportaba desde fines de mayo en el país más afectado por la pandemia.

Si bien hace varios días la nación venía situándose en torno a los 900 decesos, este martes rompió la barrera del millar y registró 1.079. Fue la mayor cifra en casi dos meses, cuando el 29 de mayo contabilizó 1.179 fallecimientos.

Si bien todavía se está lejos de las peores cifras de la pandemia -en abril y mayo hubo varios días consecutivos con promedios en torno a los 2.000 decesos, y el récord es de 2.740 fallecimientos a inicios de mayo- el repunte de muertes no hace más que mostrar la preocupante situación en varios estados.

Florida -foco mundial de la pandemia- California y Texas, por ejemplo, se encuentran al borde del colapso sanitario, motivo por el cual el presidente Donald Trump ordenó que médicos militares asistan a hospitales de estos dos últimos estados y colaboren con los sobrepasados especialistas sanitarios de esas regiones.

Si bien este martes no reportaron el gran número de contagios que mostraron en sus picos históricos, el número de hospitalizaciones es lo que verdaderamente preocupa, algo que advirtió una de las expertas en Prevención de Infecciones de Florida, Lilian Abbo, en diálogo con la prensa.

“De seguir con esta tendencia, el mes de agosto puede ser catastrófico para nuestro estado. Hay que reducir los contagios antes de que llegue la temporada de influenza (gripe) y la de huracanes, porque si se juntan con el Coronavirus la situación podría empeorar”, alertó.

En California, en tanto, el secretario de Salud Mark Ghaly sostuvo que el cierre de bares, restaurantes, cines y otros sitios de esparcimiento se mantendrá durante algún tiempo más, debido a que “los resultados de estos cambios tardan hasta tres o cuatro semanas para sentir el impacto completo”.

En cuanto a los contagios, el país reportó 62.749 casos en las últimas 24 horas. Si bien es una importante diferencia con el récord de 77.233 que se registró el viernes pasado, el número sigue siendo preocupante y colabora para que el país quede al borde de romper la barrera de los 4 millones de infecciones.

En Pensilvania, en tanto, se registraron 1.027 nuevos contagios -la segunda mayor cifra en los últimos dos meses- y 20 muertes, lo que acumula un total de 102.765 casos y 7.038 fallecimientos desde el inicio de la pandemia.

Por su parte, en Lehigh Valley se informaron 29 nuevas infecciones y 3 defunciones, lo que lleva a un total de 8.242 casos y 620 muertes si se suman los casos de los condados de Lehigh y Northampton.

Translate »