Dos policías de Nueva York se recuperaron tras haber sido baleados

Foto: John Nacion - Zuma Press

Sufrieron un ataque mientras intervenían en una disputa doméstica en Queens. Se trata de Joseph Murphy y Christopher Wells quienes estuvieron internados en el Hospital Jamaica.

Los dos policías que fueron baleados el pasado martes en una emboscada por un empleado de seguridad, a quien le habían quitado las armas en una disputa doméstica previa, fueron dados de alta este jueves.

Los hombres, identificados como Joseph Murphy y Christopher Wells, estaban internados en el Hospital Jamaica y fueron recibidos por sus compañeros. Los dos salieron en sillas de ruedas.

Ambos hombres estaban acompañados por sus esposas y Wells se mostró cargando a su bebé de 2 semanas en brazos. “Estoy emocionado de volver a casa”, dijo Wells, quien ha estado en la fuerza durante 14 años. “Estoy tan feliz”, admitió.

Las gaitas sonaron mientras los miembros de la policía de Nueva York, vestidos de civil y uniformados, aplaudían a los hombres.

“Estoy deseando volver a casa y pasar tiempo con mi familia, sentarme con las personas que amo y disfrutar de una comida”, dijo Murphy.

La pareja de policías recibió un disparo en la casa de Springfield Gardens por parte de de Rondell Goppy, un hombre de 41 años, el martes por la tarde.

Los oficiales acababan de escoltar a la esposa de Goppy de regreso al apartamento en la calle 179 para recuperar sus pertenencias cuando el atacante entró por la puerta principal y abrió fuego.

Goppy, cuya esposa había ido al distrito 105 esa mañana para informar que su esposo la había estrangulado, recibió varios disparos y falleció en el intercambio.

Translate »