Donald Trump encabezó el acto oficial del Día de los Caídos

Foto: Andrea Hanks

Este año se cumplen 75 años de las victorias aliadas sobre la Alemania nazi y el Japón imperial en la Segunda Guerra Mundial, donde más 400.000 almas cayeron en batalla para conquistar la victoria.

“Mientras nuestra bandera ondee en el cielo, los nombres de estos guerreros caídos estarán entretejidos en sus hilos”, expresó el presidente de Estados Unidos, Donald Trump desde el Monumento Nacional y Santuario Histórico Fort McHenry de Baltimore, Maryland con motivo del Día de los Caídos.

A primeras horas del día, el jefe de Estado, junto al vicepresidente Mike Pence y el secretario de Defensa, Mark Esper, acudieron al Cementerio Nacional de Arlington, Virginia, para acto del Memorial Day.

Posteriormente, el mandatario nacional, se dirigió al Santuario Histórico Fort McHenry en donde encabezó el acto ceremonial que se celebra el último lunes de mayo para recordar y rendir homenaje a los miembros caídos del servicio estadounidense que murieron en el servicio militar activo.

“Cada vez que cantamos nuestro himno, cada vez que su coro entumece nuestros corazones con orgullo, renovamos los lazos eternos de lealtad a nuestros héroes caídos”, manifestó Donald Trump desde el fuerte histórico.

Asimismo, Trump evocó el espíritu de los héroes caídos, al destacar como “una noble fortaleza de la libertad estadounidense”, el Santuario que  rinde homenaje a todos los que lucharon y murieron por el país para mantener la libertad.

El jefe de estado, aprovechó el momento para hablar sobre la lucha que enfrenta el pueblo estadounidense contra el Coronavirus, al señalar que en los últimos meses, la nación y el mundo se han involucrado en una nueva forma de batalla contra un enemigo invisible.

En ese sentido, valoró el trabajo de los miles de miembros del servicio y la guardia nacional que están en la primera línea de batallas contra el virus, quienes  llevan paciencia y entregan suministros críticos, mientras trabajan día y noche para salvaguardar a todos los ciudadanos. “Juntos venceremos el virus y Estados Unidos saldrá de esta crisis para ser grande otra vez”, dijo.

A primeras horas del día, en su cuenta de Twitter el presidente también compartió por este día un mensaje que expresa: “Nunca podemos reemplazarlos, nunca podemos pagarlos, pero siempre podemos recordarlos”.

Translate »