Donald Trump en el último debate: “El éxito nos va a unir y nosotros estamos en camino al éxito”

Foto: Justin Sullivan - Getty Images

En el último choque con su contrincante demócrata, el líder republicano mejoró su desempeño y manejó una postura más pausada, a diferencia del bombardeo verbal que lo caracterizó en el primer debate

El presidente Donald Trump y el candidato demócrata Joe Biden, se encontraron cara a cara en un último debate que se diferenció ampliamente de la primera vez que subieron al escenario. Ambos aspirantes defendieron en un tono más sereno sus ideas sobre la pandemia, las relaciones internacionales, la atención médica, la política migratoria y el racismo.

El evento se desarrolló en la Universidad de Belmont en Nashville, Tennessee y estuvo moderado por la periodista de la cadena NBC News, Kristen Welker, quien logró un buen arbitraje con la nueva regla que mantenía apagado el micrófono durante los dos minutos de la exposición inicial de cada temática, mientras cada participante tomaba la palabra.

Trump abrió el debate con el manejo de la segunda etapa pandemia, a lo cual respondió que “la tasa de mortalidad ha bajado 85%” y que el cierre del país permitió “salvar 2,2 millones de personas”.

Sobre ese mismo tema, se refirió a su contagio por COVID-19 y mencionó el cóctel de anticuerpos que se le fue administrado. “Yo tuve el virus y me mejoré, me dieron algo y estoy inmune”, aseguró el mandatario. Sin embargo, Kristen Welker le preguntó si ese tratamiento era una garantía, a lo cual el presidente respondió que no, pero mencionó que “la vacuna llegará dentro de poco” y nombró los proyectos de Johnson & Johnson, Moderna y Pfizer.

En ese mismo momento, el republicano disparó contra Biden y dijo que “vive en un sótano”, para justificar que “no podemos cerrar nuestra nación”, ya que “la cura no puede ser peor que el problema en sí”.

En el siguiente tópico, se abordó la advertencia de la seguridad nacional y la injerencia por parte de Rusia en las elecciones,  un punto al que Trump contestó: “Causé que la OTAN fuera más fuerte contra Rusia”. Seguidamente,  sacó a colación el caso del Hunter Biden sin hacer mención directa.

“Era vicepresidente de Estados Unidos y su hijo, su hermano y su otro hermano se estaban enriqueciendo. Son como una aspiradora absorbiendo dinero de gobiernos extranjeros”, atribuyó Trump con su habitual gesticulación de manos.

Acerca del ámbito internacional, el programa nuclear de Corea del Norte fue puesto sobre la mesa y Trump  habló diplomáticamente: “Tuve una muy buena relación con Kim Jong-un. No va a haber problemas. En vez de estar en una guerra tenemos una buena relación”, replicó. En ese sentido, apuntó que al líder norcoreano “no le agradaba Obama”, lo que impedía buenas relaciones diplomáticas.

Con relación al tema de salud, la moderadora preguntó a Trump sobre la demanda que tiene en la Corte Suprema para eliminar Obamacare, lo que afectaría a 20 millones de personas. El presidente mantuvo su postura de terminar con el programa para “proponer una nueva y hermosa atención médica”, aunque no presentó algún plan sustituto.

En ese aspecto, prometió un seguro médico que proteja a las personas con padecimientos preexistentes sin dar mayores detalles. Al mismo tiempo, mencionó que 180 millones de personas tienen seguro médico privado y apuntó contra Joe Biden, al decir que “va a terminar con todo eso con medicina socializada”.

Otro punto clave que le propuso Kristen Welker al presidente Trump fue cómo reuniría a los más de 500 niños que fueron separados de sus padres en la frontera. El líder republicano no respondió claramente la pregunta y afirmó que “muchos de estos niños salen sin sus padres y fueron traídos a Estados Unidos por “coyotes”. Para defenderse de los señalamientos de Biden, dijo que la gestión Obama construyó las jaulas donde mantenían a las familias.

En cuanto al tema racial, Trump afirmó que desde Abraham Lincoln, quien puso fin a la esclavitud en el país,  “nadie ha hecho lo que yo he hecho por la comunidad  negra” y citó una ley de reforma de la justicia penal y los índices bajos de desempleo en la comunidad afroamericana previo a la pandemia.

Antes de finalizar el encuentro, Trump fue consultado sobre cómo combatirá el cambio climático e insistió que se retiró del acuerdo de Paris porque “tenía que pagar miles de millones de dólares y no había que sacrificar empresas y empleos”. En esa misma línea, calificó el plan Green New Deal (Nuevo Acuerdo Verde) de Biden como un “desastre económico que va a destruir nuestro país”.

Para  cerrar el encuentro, la pregunta del último bloque planteó a los aspirantes cuál sería el discurso de toma de posesión que enviarían a los votantes que no les hayan apoyado. Trump no desaprovechó el momento y cerró con su retórica de triunfo: “El éxito nos va a unir, y nosotros estamos en camino al éxito. Biden, en cambio, va a colocar nuevos impuestos, y eso va a generar la mayor depresión de la historia”.

Translate »