Donald Trump aceptó su candidatura en la Convención Republicana: “Esta es la elección más importante de la historia de nuestro país”

Foto: AP

El presidente pronunció un extenso discurso en el césped de la Casa Blanca ante un repleto marco de público. “Joe Biden es el destructor de los trabajos americanos”, criticó.

El presidente Donald Trump aceptó formalmente este jueves su candidatura en la última jornada de la Convención Republicana, mediante un extenso discurso que pronunció en el césped de la Casa Blanca.

Durante más de una hora, el mandatario se dirigió a una concurrida audiencia de 1.500 personas que se encontraba presente allí, algo inusual en una convención que -al igual que la demócrata- se desarrolló prácticamente en su totalidad en forma virtual debido a la pandemia.

Sin embargo, en una muestra de lo cómodo que se siente ante los espectadores presentes, el jefe de Estado buscó un punto intermedio y colocó sillas a modo de platea, que no tuvieron la distancia recomendada por los sanitaristas.

Con un tono calmo, pero que disparó frases encendidas (como es su costumbre), Trump se movió con soltura a lo largo de su discurso y alternó momentos de seriedad con frases jocosas, que desataron la risa de sus espectadores.

Lo que sí mantuvo en forma constante a lo largo de todo su pronunciamiento fueron las críticas a Joe Biden, a quien se refirió en incontables oportunidades de un modo muy crítico.

“Es el destructor de los trabajos americanos y de la grandeza de nuestro país”, calificó. También lo describió como “débil”, “represor” y “el caballo de Troya del socialismo”, una frase que ya había pronunciado su compañero de fórmula, Mike Pence, este miércoles.

“China apoya a Biden y quiere desesperadamente que gane. Si Biden es elegido, China va a ser dueño de este país”, advirtió, y manifestó que su rival de noviembre tiene “la estrategia de agarrar y soltar a los detenidos, y la de dar a los inmigrantes ilegales un abogado en forma gratuita”.

En ese sentido, prometió que concluirá el tan mencionado muro con México, por el cual su exasesor Steve O’Bannon fue detenido la semana pasada debido a un presunto fraude.

“El muro está funcionando mejor de lo que nunca imaginamos. Pronto estará terminado, porque ya hemos construido 300 millas y avanzamos a un ritmo de 10 millas por semana”, contó.

En otro pasaje, se refirió al Coronavirus (al cual, al igual que en el resto de la convención, lo calificó como “el virus chino”) y defendió su manejo de la pandemia, justificando su accionar al asegurar que se basa “en la ciencia y los datos”.

“Fabricaremos una vacuna antes de finales de este año o quizás antes y derrotaremos al virus”, garantizó, lo que también había sido prometido por Pence en la jornada anterior.

Por último, Trump destacó que las próximas elecciones serán “las más importantes de la historia del país”, debido a que “en ningún momento los votantes se habían enfrentado a una elección más clara entre dos partidos, dos visiones, dos filosofías o dos agendas”.

“Estas elecciones decidirán si salvamos el sueño americano o si permitimos que una agenda socialista demuela nuestro querido destino”, concluyó.

Translate »