Director ejecutivo de la IATA: “Los gobiernos deben tomar medidas para evitar esta catástrofe económica y laboral”

Foto: Kevin Hackert / Flickr

La crisis financiera que han sufrido las aerolíneas por la pandemia no tiene precedentes en la historia y la expectativa de recuperación para la industria se prevé más lenta con fronteras cerradas y viajes con cuarentena.

El director ejecutivo de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), Alexandre de Juniac, alertó que si los gobiernos no actúan con medidas de ayuda financiera y reabren de manera segura las fronteras, 1,3 millones de puestos de trabajo en las aerolíneas están en riesgo y la pérdida de conectividad tendrá un impacto de 1.8 billones de dólares en la actividad económica.

“El cuarto trimestre de 2020 será extremadamente difícil y hay pocos indicios de que la primera mitad de 2021 será significativamente mejor, siempre que las fronteras permanezcan cerradas y se mantengan las cuarentenas. Sin un alivio financiero adicional del gobierno, a la aerolínea mediana le quedan solo 8,5 meses de efectivo a las tasas de consumo actuales”, destacó el CEO de IATA en un comunicado.

De acuerdo con Juniac, en un año donde las aerolíneas han tenido una caída de la demanda internacional de casi un 90%, es un reto mantener las operaciones. En ese contexto, para poder sobrevivir, las compañías “deberán alinear los costos con los ingresos” y eso requeriría “más pérdidas de empleos o recortes salariales”.

Solo en Estados Unidos, tomando como referencia hasta el segundo trimestre, todas las aerolíneas perdieron 12 mil millones de dólares durante la pandemia. A pesar de que el gobierno les ha asignado 25 mil millones en asistencia federal, las grandes compañías reportaron pérdidas de 8,9 mil millones de dólares para el tercer trimestre, de acuerdo con datos de CNN.

Para el presidente de Tourism Economics, Adam Sacks, ninguna pandemia es comparable con la situación actual, ya que la crisis del síndrome respiratorio agudo grave (SARS) en 2003 causó un impacto en los vuelos aéreos que se restableció seis meses después y no produjo una recesión económica. 

Si bien el sector aéreo en general puede recuperarse, analistas coinciden en que los vuelos de negocios -que son considerados uno de los sectores más rentables para las compañías- necesitarán más tiempo para recobrar sus niveles previos a la llegada del COVID-19.

“Creo que cuatro años es lo que estamos buscando para que los viajes de placer vuelvan a los niveles previos a la pandemia. Las empresas tardarán al menos un año más“, pronosticó Adam Sacks. Por su parte, el director ejecutivo de Southwest, Gary Kelly, consideró que “pueden pasar 10 años antes de que los viajes de negocios se recuperen”.

Ante los desafíos que enfrentan las aerolíneas para mantener operaciones sostenibles, IATA estima que el tráfico aéreo mundial de todo el año 2020 se reducirá un 66% en comparación con 2019. Aunque puedan generarse ingresos con bajo flujo de pajeros, la rentabilidad no será la misma en el corto plazo.  

Translate »