Detienen a dueños de una embarcación en Nueva York por organizar una fiesta ilícita con 170 invitados

Foto: Trever Holland

El gran barco fluvial en el que se realizó la fiesta cuenta con tres cubiertas al aire libre, cuatro bares y una capacidad para 600 personas. Se lo alquilaba para organizar grandes celebraciones, aún en tiempos de pandemia.

Detuvieron a los propietarios de “El Liberty Belle”, una embarcación utilizada para organizar grandes eventos, que el sábado recibió a 170 invitados que formaron parte de una fiesta sin respetar el distanciamiento social, ni tampoco las normas que rige el estado para este tipo de actividades. 

Según informó la Oficina del Sheriff, la policía recibió la llamada de una ciudadana que denunció un barco que estaba saliendo del muelle 36, en el Lower East Side de Manhattan, con una gran cantidad de pasajeros y violando las medidas sanitarias dispuestas para evitar la propagación del Coronavirus. 

El navío fue interceptado por los agentes de seguridad cerca de las 11.30 pm, momento en el que detuvieron a dos de sus propietarios que fueron identificados como Alex Suazo y Ronny Vargas. Los dueños quedaron bajo arresto por infringir la ley estatal, además de comercializar bebidas alcohólicas sin habilitación. 

Trever Holland, uno de los vecinos del lugar que denunció los festejos con una foto de la embarcación a través de su cuenta de Twitter, se refirió a los riesgos que conllevan estas reuniones y las consideró una “obvia amenaza para el vecindario y contra todo lo que estamos tratando de hacer como ciudad”. 

Las detenciones llegan una semana después de que penalicen a más de 100 bares de Nueva York por no cumplir los protocolos de prevención del COVID-19. A cada uno de los comercios gastronómicos se le aplicó una multa que asciende hasta los 10 mil dólares e incluyó algunas inhabilitaciones temporales. 

Ahora resta definir cuáles serán las sanciones que se les aplicaran a los propietarios del navío, al tiempo que -aunque parezca increíble- la policía también deberá controlar las embarcaciones para evitar grandes aglomeraciones y festejos desmedidos e injustificados en tiempos de pandemia.

Translate »