Desde este viernes, quienes ingresen a Pensilvania deberán hacerlo con una prueba negativa de COVID-19

Foto: Casino Connection - Flickr

La estricta restricción fue anunciada este martes por la secretaria de Salud, Rachel Levine. Además, se amplió la obligatoriedad del uso de mascarillas.

La secretaria de Salud de Pensilvania, Rachel Levine, anunció este martes que desde el próximo viernes quienes ingresen al estado deberán contar con un test negativo de COVID-19.

La estricta medida busca mermar la gran cantidad de contagios que se vienen registrando durante las últimas semanas en el estado y en toda la región, que contabiliza récords de infecciones y una alta tasa de positividad.

La prueba negativa deberá tener fecha no mayor a las 72 horas previas al ingreso de la persona al estado, y tendrá validez tanto para los habitantes de otras regiones como para los ciudadanos de Pensilvania, que tendrán que realizar ese trámite a su regreso.

En el caso de que alguien se niegue a realizarse el hisopado, el Gobierno exigirá que esa persona permanezca en su hogar por 14 días en forma obligatoria. Por el momento, sin embargo, Levine aclaró que la medida busca el acatamiento voluntario de la población, y que no se realizarán estrictos controles para chequear su verdadero cumplimiento.

Solo habrá dos excepciones a esta disposición: las personas que, por motivos laborales, deban trasladarse diariamente hacia otro estado; y quienes tengan que realizarse chequeos médicos en otra jurisdicción.

Según Levine, la medida intenta desalentar que las personas se movilicen en demasía por el Día de Acción de Gracias, que se celebrará este jueves y tendrá a muchísimas personas trasladándose de un sitio a otro pese a la gran cantidad de contagios.

“Realmente queremos que la gente se quede dentro de su casa y no viaje, por ejemplo, para ver a amigos y familiares durante las vacaciones de Acción de Gracias”, indicó.

Además, la funcionaria dispuso nuevas órdenes para el uso de mascarillas. A partir de este miércoles, deberán usarse en todo momento en cualquier espacio interior fuera del hogar, como oficinas, restaurantes, gimnasios, escuelas, universidades, etc. 

Levine recalcó que no importa si se está practicando el distanciamiento social con otra persona: de todas formas, la mascarilla debe estar colocada correctamente para evitar el contagio por aerosoles, que está cada vez más comprobado por la comunidad científica.

Al aire libre, en tanto, se exigirá una mascarilla siempre y cuando la persona en cuestión no pueda mantener una distancia de seis pies con otro individuo que no pertenezca a su hogar.

Translate »