Descubren una nueva variante del COVID-19 en Columbus, Ohio

Foto: Ejército de Estados Unidos - Sargento Amouris Coss

“Sabemos que este cambio no provino de las ramas del virus en el Reino Unido o Sudáfrica”, señalaron los especialistas de la Universidad Estatal de Ohio 

Científicos del Centro Médico y Facultad de Medicina Wexner de la Universidad Estatal de Ohio anunciaron el hallazgo de una variante del  COVID-19 en un paciente en Columbus que tiene la misma estructura genética de los casos encontrados en Reino Unido, pero hay una cepa en evolución con tres nuevas mutaciones.

“Esta nueva cepa de Columbus tiene la misma estructura genética que los casos anteriores que hemos estudiado, pero estas tres mutaciones representan una evolución significativa. Sabemos que este cambio no provino de las ramas del virus en el Reino Unido o Sudáfrica“, informó en un comunicado, el Dr. Dan Jones, vicepresidente de la división de patología molecular.

A pesar del  descubrimiento los investigadores aún desconocen el grado de presencia de la nueva cepa en la población, pero comprobaron que las mutaciones detectadas en ambos virus -al igual que la cepa del Reino Unido- pueden hacer que el virus sea más infeccioso, aumentando su nivel de transmisión de persona a persona.

Según el reporte, las mutaciones en ambas variantes se originaron en territorio estadounidense y no fueron importadas de otros países. Aunque la investigación todavía no ha sido revisada por la comunidad científica, evidencia la mutación que ha experimentado el COVID-19 en su composición genética.

De acuerdo con Jones,  “los virus mutan y evolucionan naturalmente con el tiempo, pero los cambios observados en los últimos dos meses han sido más prominentes que en los primeros meses de la pandemia”. Asimismo, la transformación que muestra el virus en Ohio puede estar ocurriendo de forma independiente en múltiples partes del mundo durante los últimos meses.

Por su parte, el Dr Peter Mohler , coautor del estudio, indicó que todavía no hay datos para determinar que las nuevas mutaciones tengan algún impacto en la efectividad de las vacunas que se administran hasta el momento.

Estados Unidos confirmó el primer caso de la nueva cepa británica de COVID-19 a finales de diciembre en Colorado, pero fue llamativo que la detección se produjo en una persona que no había viajado recientemente al Reino Unido. Nuevos casos se han identificado en Pensilvania, California, Florida y Nueva York.

Mientras Estados Unidos avanza con su proceso de vacunación, los indicadores de la pandemia siguen siendo alarmantes, ya que en la última jornada se registraron 219 mil contagios, 4.022 muertes y 130.383 personas hospitalizadas, según la plataforma The COVID Tracking Project. Además, el promedio diario en la última semana se mantuvo sobre las 240.000 infecciones y los 3,330 fallecidos.

A raíz de la situación con las nuevas variantes del COVID-19 que han aparecido en Reino Unido, Sudáfrica, Brasil y que se han extendido por más de 50 países, la Organización Mundial de la Salud (OMS), anunció para este jueves  un “debate urgente” con los expertos científicos y países miembros para definir nuevas recomendaciones.  

Translate »