Departamentos de Policía de Allentown y Bethlehem publicaron sus manuales de procedimientos y uso de la fuerza

Foto: Bethlehem.pa.gov

Las guías proporcionan a los miembros de ambos divisiones policiales pautas sobre el uso apropiado de la fuerza en el desempeño de sus obligaciones oficiales.

En circunstancias en las que la población ha exigido reformas en el accionar de los agentes de seguridad, los Departamentos de Policía de Allentown y Bethlehem han publicado una serie de lineamientos que proveen a los oficiales modelos sobre el uso de la fuerza, la fuerza letal y la fuerza menos letal.

En el caso del Departamento de Allentown, describe que su política respeta el valor y la integridad especial de cada vida humana, debido a que otorga a los agentes la autoridad legal para usar la fuerza razonablemente necesaria, y así poder controlar un incidente de manera efectiva mientras protegen su vida y la de los demás.

En ese sentido, este manual precisa que ningún oficial usará fuerza irrazonable o excesiva hacia las personas. Solo se justifica el uso del arma reglamentaria cuando una persona que huye posee un artefacto mortal, que ha usado o indica que está a punto de usar, y en el caso de que esté en peligro la vida humana porque infligirá lesiones corporales graves a otras personas o así mismo.

También se autoriza el uso de armas de fuegos contra un auto en movimiento cuando la persona amenaza al oficial o intenta golpearlo con el vehículo, y se han agotado las medidas de defensa posibles. Para leer el manual con mayor detalle visite https://bit.ly/2VL7avJ     

Por su parte, el  estatuto de Bethlehem plantea que bajo circunstancias de necesidad, los oficiales pueden utilizar la fuerza -incluida la fuerza letal en el desempeño de sus funciones- aunque destacan que la sociedad y el estado de derecho prohíben su uso innecesario. En ese caso, cuando se emplee, debe ser objetivamente razonable y justificable.

Dentro de esos parámetros, un oficial puede hacer uso de la fuerza letal cuando exista un “peligro inminente” y el sospechoso muestre una intención de usar un arma contra el oficial, o si está armado y se mueve para obtener ventaja táctica de cobertura, o en caso que un sujeto tenga la capacidad de causar la muerte o lesiones graves con un arma no letal.

Esta guía describe que los estrangulamientos no deben ser usados como técnica de control, aunque lo autoriza como último recurso cuando el oficial está en una lucha de vida o muerte. Para leer la guía completa ingrese en   https://bit.ly/3guCV4l      

Translate »