Departamento de Salud de Pensilvania confirma la disponibilidad de dosis de refuerzo de las vacunas de Moderna y Johnson & Johnson

Foto de CDC en Unsplash

La entidad sanitaria comunicó que los proveedores de vacunas de todo el estado ya cuentan con suministro de las dosis de refuerzo de Moderna y Johnson & Johnson, recientemente aprobadas por los CDC y la FDA.

Dos días después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) autorizó la dosis de refuerzo de las vacunas contra el Coronavirus de Moderna y Johnson & Johnson, el Departamento de Salud de Pensilvania anunció la disponibilidad de ambos antídotos para administrarlas a la personas elegibles.

«Estas vacunas siguen siendo nuestra mejor estrategia para detener la propagación del COVID-19. Si está completamente vacunado, todavía tiene protección. Recibir una dosis de refuerzo aumentará su nivel de defensa”, informó la Secretaria de Salud interina, Alison Beam.

Con este anuncio, ambos antídotos se suman a la aprobación que ya tenía la vacuna Pfizer y componen la lista de inmunizantes que se recomiendan para usarse como dosis de refuerzo.

Además, la FDA autorizó que las personas pueden elegir una dosis de refuerzo que coincida o sea diferente de su serie principal, es decir que pueden mezclarse o combinarse.

De acuerdo con las pautas establecidas por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), las personas que recibieron la vacuna Moderna o Pfizer son elegibles para recibir un refuerzo al menos seis meses después de haber completado la serie inicial de dos dosis.

En el caso de las personas que recibieron la vacuna de una dosis de Johnson & Johnson pueden recibir una dosis adicional de cualquier vacuna autorizada después de dos meses.

¿Quiénes son elegibles para recibir una vacuna de refuerzo?

–         Personas de 65 años o más o quienes tengan 18 años cumplidos y residan en un centro de atención a largo plazo, padezcan una afección médica subyacente o trabajen o vivan en un entorno de alto riesgo.

Translate »