Defensores del derecho al aborto confían en Biden para poner fin a la prohibición de financiación federal

Foto: Lorie Shaull - Flickr

Joe Biden modificó su postura al denunciar la enmienda Hyde, la cual deniega la utilización de fondos federales para financiar la interrupción voluntaria  de embarazos

Los defensores del derecho al aborto confían en que el candidato presidencial, Joe Biden, contribuya al levantamiento de una prohibición que impide el uso de recursos estatales para la interrupción voluntaria del embarazo.

No obstante, el futuro de esta decisión no depende únicamente de quién gane las próximas elecciones: los demócratas también necesitarán lograr importantes avances en el Senado, mantener el control de la Cámara de Representantes y obtener el apoyo de legisladores moderados.

Más allá del complejo escenario político, los sectores que apoyan el aborto observan un importante impulso para acabar con Hyde, que imposibilita que programas nacionales como Medicaid financien esta  práctica. Se trata de una restricción que afecta principalmente a las mujeres de bajos ingresos.

En favor de dejar sin efecto la enmienda, se pronunció Ronald Newman, director político nacional de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU): “Hay mucha evidencia de que la corriente se está moviendo en nuestra dirección”. 

Optimista, el funcionario enumeró además el creciente apoyo entre los demócratas del Congreso, la reversión de Biden sobre el asunto y las derrotas primarias de legisladores antiaborto como Dan Lipinski de Illinois, quien apoyó la prohibición.

Por su parte, Biden trae consigo una historia complicada alrededor de Hyde, habiéndola apoyado en el Congreso y posteriormente durante la administración de Obama. Hasta el año pasado, había sostenido su aprobación, aunque rápidamente se revirtió después de enfrentar una feroz reacción por parte de grupos que defienden los derechos de las mujeres.

Translate »