De Blasio y Cuomo juntos por la reapertura de la ciudad de Nueva York

Foto: crainsnewyork.com

Los mandatarios anunciaron en una sorpresiva aparición en conjunto la primera etapa de flexibilización de la ciudad, que está prevista para el próximo 8 de junio. 

El gobernador Andrew Cuomo se reunió con el alcalde Bill de Blasio para fijar objetivos en común y apuntar al 8 de junio como una fecha prevista para iniciar la fase de reapertura en la ciudad. El anuncio significa el comienzo de un largo camino de recuperación económica para Nueva York. 

La emergencia sanitaria producida por el Coronavirus mejora de manera gradual y ya se palpita un periodo con menores restricciones para los neoyorquinos. La disminución del número de infectados, la disponibilidad de capacidad hospitalaria y los focos de contagio más controlados posibilita pensar en el regreso de algunas actividades. 

Este nuevo ciclo permitirá que 400 mil trabajadores regresen a sus puestos para lograr reactivar el sector productivo bajo ciertas restricciones. Las industrias que estarían habilitadas en la siguiente fase se vinculan a áreas como la construcción; confección, electrónica, indumentaria y metales, muebles, maquinaria, impresión y fabricación textil, mayoristas de productos químicos, electrodomésticos, tiendas que venden artículos de oficina, ropa, electrónica, muebles y artículos deportivos.

De Blasio y Cuomo prefirieron dejar de lado las diferencias y unirse en el desafío de que la ciudad vuelva a funcionar lo antes posible. “Nuestros equipos hablan todo el día con un propósito en común. Hemos realizado un trabajo realmente importante con la misma visión estratégica, el mismo enfoque», expresó el alcalde. 

Por su parte, el gobernador se mostró preocupado por el momento que le toca atravesar a Nueva York y sentenció que la situación es compleja porque “demasiadas pequeñas empresas han cerrado”. A su vez, reclamó que “muchas de estas corporaciones van a utilizar esto como una oportunidad para despedir trabajadores”. 

Respecto a esta conducta, Andrew Cuomo se refirió a la dura realidad que le tocará enfrentar a estos sectores en un futuro inmediato. “La economía se recuperará rápidamente para los ricos y poderosos. Necesitamos asegurarnos que también se recupere para los estadounidenses que trabajan”, sentenció.

Translate »